El primer vehículo estalló frente a una mezquita en el barrio central de al-Sleimani, mientras los fieles abandonaban el edificio después de las oraciones de la noche. Un segundo automóvil estalló poco después en el otro lado de la calle.

Tanto el personal militar como los civiles están entre las víctimas. La cantidad de muertes podría aumentar, dijo una portavoz del hospital local al-Jala a la agencia de noticias AFP. Aún no está claro quién estuvo detrás del derramamiento de sangre. La corresponsal de la BBC en África del Norte, Rana Jawad, dice que muchos bombardeos de este tipo no se reclaman en Libia.

Una noche impactante para los residentes de Benghazi

Un video que muestra las secuelas de la escena de la primera explosión fue transmitido por un canal libio.

Puedes ver los escombros fuera de la mezquita, las zonas de fuego y los hombres vestidos de civil que ponen frenéticamente cuerpos sin vida en la parte trasera de una camioneta de la policía. En medio de esta escena caótica, también vemos a un hombre aturdido y aparentemente herido sentado entre los escombros. No muy lejos de él están lo que parecen otras personas muertas y heridas [VIDEO].

Nadie se ha atribuido la responsabilidad de este último ataque, pero abundan las especulaciones sobre quién podría estar detrás de ello. Aunque en el pasado hubo bombardeos mortales en Libia, este último ataque gemelo, con explosiones separadas por 15 minutos, no es algo común allí. Parece que tuvo como objetivo un alto número de muertos civiles. Libia ha caído en la confusión desde el derrocamiento en 2011 de su entonces líder Muammar Gaddafi.

Dos parlamentos rivales y muchos grupos poderosos de la milicia han luchado por el dominio, y la interrupción ha permitido que el grupo Estado Islámico se establezca en el país.

La ciudad de Benghazi ha visto un conflicto entre las milicias islamistas y el autodenominado Ejército Nacional Libio, encabezado por el hombre fuerte militar Khalifa Haftar. Haftar anunció la "liberación total" de la ciudad en julio de 2017, después de tres años de luchar con jihadistas allí. No obstante, los enfrentamientos y la violencia [VIDEO] han seguido afectando a Benghazi.

Las potencias occidentales están cada vez más preocupadas de que el llamado Estado Islámico (ISIS) haya construido una presencia en el estado norteafricano y Estados Unidos haya respondido lanzando ataques aéreos contra el grupo militante.