Hola mis queridos amigos y lectores, el día de hoy, iniciaré una recopilación con las historias [VIDEO], de fantasmas [VIDEO], espantos, espíritus, almas y muertos que nos aterrorizaban escuchar cuando éramos pequeños, y que aún de solo escucharla se nos levantan los pelos de punta. He decidido empezar con uno de los espantos más famosos de Latinoamérica, La llorona. Todas las historias [VIDEO] pueden ser reales o ficticias, queda a conciencia del lector su decisión y bueno espero no se aterroricen con estas historias y les guste.

Un espanto llamado la Llorona.

Esta ánima o alma en pena vaga por el mundo buscando a su hijo que tanto amaba y por su propia mano decidió hacerlo pasar al otro mundo en un arranque de ira.

Se ha escuchado su espantoso llanto por cientos de personas, desde México hasta Argentina, son varias las versiones de cómo se originó, pero lo cierto es que aparece cuando los niños son rebeldes y suelen portarse mal con sus madres para castigarlos y si los atrapa, se los lleva consigo y no son vistos nunca más.

El personaje de nuestra historia es un niño de 10 años que lleva por nombre Jorge, el creció como cualquier niño sano en un pequeño poblado rural en el estado Barinas en Venezuela, una provincia llanera del país sudamericano, el solía ser muy rebelde y renegaba de su madre, cuando esta le indicaba una orden o le solicitaba un favor, solía hacerse el sordo y evitaba la orden para simplemente salir a jugar a la calle con sus amigos.

En este país, es tradicional pensar que en la semana santa (semana de la crucifixión de Jesucristo), las ánimas y almas en pena, suelen estar muy activas, especialmente el jueves y viernes santo.

Bien nuestro pequeño amigo decidió hacer caso omiso a las advertencias que le han hecho durante mucho tiempo su madre y su abuela y el niño decide tomar su pelota y dirigirse a la cancha de futbol como a las 7 de la noche, y su mama antes de salir le advierte: “Jorgito, no estés muy tarde por ahí, recuerda que es semana santa y no es bueno que los niños estén en la calle”, el niño salió de su casa burlándose de su mama diciendo: “mi mamá está loca, ella cree en cuentos de camino, que va yo me voy”.

Pasaron 3 horas y el niño entre toda su diversión, no se percató de la hora y se hicieron las 10 de la noche, el niño le toco regresarse solo a su casa y cuando iba a mitad de camino el niño se detuvo con la sangre helada luego de escuchar un lamento de ultratumba que decía “donde está mi hijo, donde estas mi niño”, el niño con el cuerpo paralizado trato de avanzar pensando en otra cosa, luego de dar 10 pasos, volvió a escuchar el lamento del espanto, pero esta vez estaba como a 20 metros de distancia, cuando el volteo para observar de que se trataba, el miedo lo invadió al ver una figura esquelética, con el cabello blanco, los ojos rojos y con un niño muerto en sus brazos, el espíritu lo observo fijamente y comenzó a acercarse hacia él.

Jorge, en un momento de pánico, logró emprender una rápida carrera hacia su hogar mientras el ánima lo perseguía y se acercaba rápidamente, cuando estaba cerca de su hogar, el niño se tropieza con una piedra y cae bruscamente al suelo, observa acercarse al espanto cuando soltó un grito desgarrador de “Mama, ayúdame!!!!”, su madre salió rápidamente a la calle y observo al espíritu desaparecerse sobre el cuerpo de su hijo, rápidamente la mujer levanto a su hijo, lo abrazo con fuerza y el niño llorando pedía disculpas a su mama mientras la abrazaba fuertemente temblando del miedo. Su madre le dije, te lo dije Jorgito que no estuvieras tarde por la calle, estas cosas te podían pasar, tienes que portarte bien y respetarme para que más nunca vuelvas a ver esas cosas.

Como moraleja a todos los niños, que quieran a su madre y háganle caso siempre, ellas son más sabias que ustedes y recuerden tener cuidado, especialmente en semana santa, casualmente se encuentra cerca. Gracias por su atención mis queridos lectores y esperen al día de mañana la próxima historia que le pondrá los pelos de punta.