Según David Ramírez, "Catalunya vive hoy uno de los momentos más difíciles de su historia, enfrentada con las autoridades españolas encabezadas por el presidente de la nación ibérica, Mariano Rajoy". Todo comenzó por los independentistas a raíz de las pasadas elecciones, que se llevaron a cabo el primero de octubre del 2017.

La sociedad catalana tiene la idea de independizarse desde hace siglos, estos atos han dividido la opinión pública. En un artículo que escribió Ramírez para Sistema Informativo PART, "el portal digital PlayGround, desde tiempos de Felipe V, Catalunya se ha visto enfrentada al resto de España, cuando el entonces monarca ordenó abolir las instituciones de autogobierno catalanas, como las Cortes, la Generalitad el Consejo de Ciento, e impuso el castellano como lengua oficial del imperio español.

Esto sólo aumentó el sentimiento de identidad nacional de los catalanes".

Fue entonces con el gobierno de Franco que la nación sufrió tantas represiones que pasaron a la historia por el régimen que él imponía. Ya que terminó el mandato nació la democracia como se conoce hasta ahora en el Reino de España. Ahí comenzaron las ideas revolucionarias en Catalunya porque los habitantes de la región argumentan que son fuerza principal en la economía.

A raíz de esas ideologías comenzaron con la inquietud de independizarse. En el mismo informe del periodista ya citado, argumenta que "según el Centre Estudis Opinió, en el 2005 tan sólo el 13,6% de la población quería independizarse, cifra que se elevó a 45% en el 2014, tras la negativa del Gobierno central a una negociación para redistribuir los impuestos de la tierra del pan con tomate".

La división

Los mandatarios argumentan que las ideas de revolución e independencia dividieron al pueblo español. Incluso en la constitución del país indica que las leyes "se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles". Por lo que el reportero llega a la conclusión en su reporte que el Estado considera las acciones de libertad como ilegales.

"Ahora bien, la Constitución está por cumplir 40 años, razón por la cual, muchos podrían pensar que es tiempo de un par de cambios en ella, como incluir el derecho a la autodeterminación. El problema es que un cambio en la Constitución española parece aún más imposible que la misma independencia catalana".

No saben qué pasará

Con base en las votaciones que se llevaron a manera de ejercer la democracia, al menos un 90 por ciento de las personas están de acuerdo con que se lleve a cabo una independencia por parte de la comunidad catalana. El informe para CEU PART indica lo siguiente:

"Las autoridades catalanas anunciaron el pasado viernes 6 de octubre, que la votación en el referéndum ilícito arrojó un sorprendente 90.18 por ciento de “sí” a la independencia.

Cabe destacar que participaron el 43.03 por ciento de los votantes. Con este resultado positivo para el movimiento independentista, y con base a lo establecido en la Ley del Referéndum del Parlamento, la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) deberá hacerse efectiva en un plazo de 48 horas, plazo que al atravesarse un fin de semana, se recorrerá hasta el martes 10 de octubre en una comparecencia ante el pleno por parte de Carles Puigdemont, presidente catalán".

En pleno 2018 no se sabe qué pasará con Catalunya, si cantarán victoria [VIDEO]como un pueblo independiente y fuerte económicamente o si habrá más represión por parte del Gobierno [VIDEO] español, el cual aún se rige por la constitución por más antigua que se lea.

Con información de las entregas de David Ramírez Bohórquez