En la era de Internet, dominada por las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram, Youtube, etc.), un anónimo puede convertirse en famoso en cuestión de segundos. El cantante estadounidense Justin Bieber, por ejemplo, se convirtió en una celebridad tras surgir en Youtube, en 2007.

No siendo lo mismo para esta persona, de la India identificado sólo por el nombre de Siva, de 22 años, que tenía un 'minuto de fama' cuando se trata de tomar una autofoto cerca del tren, en la ciudad de Hyderabad, el domingo (21). Sin embargo, la anhelada foto no fue responsable de estampar la imagen de Siva en periódicos del Reino Unido. Mientras filmaba la aproximación de la locomotora, para luego fotografiar, lo peor ocurrió.

Él fue golpeado en la cabeza por el tren en movimiento

"Este es el horrible momento en que un hombre fue alcanzado por un tren mientras posaba para una auto-y milagrosamente sobrevivió", comenta el reportero Nicola Stow, del The sun. Anticipándose a una posible tragedia [VIDEO], un amigo que acompaña la escena alertó al sujeto por el hecho de que está cerca del tren. En la grabación, es posible oír la voz del desconocido avisando al hombre sobre el peligro inminente.

Sin embargo, Siva ignoró el recado y continuó firme en su propósito. A medida que el tren se acercaba, él maquinista sonaba la sirena de advertencia, en vano. El indio no se movió y acabó colisionando con la estructura. El momento último fue captado por la propia víctima. (Imágenes fuertes).

En estado estable

De acuerdo con informes médicos enviados a la prensa, el herido fue encaminado para tratamiento en un hospital privado.

Siva sufrió graves lesiones en la cabeza y en las manos, pero su condición es estable.

Según el superintendente de la policía ferroviaria, identificado sólo por el nombre Ashok, el joven también había sido alertado para salir de los carriles por funcionarios de la entidad. "No escuchó el consejo del personal en la pista". En cuanto se recupere, el hombre tendrá que responder proceso por invasión de los carriles. En comparación con la suerte que tuvo, eso no es nada.

Al parecer, Siva fue otra víctima de la propia vanidad, del deseo de transformar una vida rutinaria y sin futuro, en algo amplio y emocionante.

Todo indica que casos similares seguirán surgiendo en la web. Al final, el anhelo por llamar la atención forma parte de la naturaleza humana. Y la manera más rápida y fácil de alcanzar este objetivo es la Internet. Por lo tanto, esperamos a la próxima víctima. Quien sabe sea usted, o algún conocido.