Una píldora electrónica detectora de gases podría ayudar a diagnosticar dolencias gastrointestinales, incluido el síndrome del intestino irritable. Científicos de la RMIT University de Melbourne presentaron - por primera vez - su cápsula tragable a principios del 2015, con la esperanza de que ayudaría a los médicos a determinar qué alimentos eran problemáticos para sus pacientes al detectar y medir los gases intestinales, producidos por las bacterias intestinales.

Ahora han publicado los resultados de los primeros ensayos en humanos de la cápsula, que recopilan información sobre los gases y la transmiten a un dispositivo portátil y un teléfono móvil, para que los médicos los lean.

Un grupo de 26 personas participaron en los ensayos el año pasado y demostraron, que la cápsula era segura para su uso en humanos, allanando el camino para pruebas más extensas en 2019.

Como beneficio adicional, los ensayos entregaron una sorprendente cantidad de nueva información sobre el funcionamiento del microbioma del intestino, la colonia de trillones de bacterias que se cree que nos ayudan a mantenernos saludables.

El investigador principal y co inventor de la cápsula, el profesor Kourosh Kalantar Zadeh, dijo que descubrieron que el estómago libera sustancias químicas oxidantes para eliminar cuerpos extraños, posiblemente como un mecanismo de protección.

Descubrimiento sobre oxígeno en el colon y la recaudación de los científicos

También descubrieron que las personas con dietas altas en fibra tenían altas cantidades de oxígeno en el colon, información que anuló la teoría de que el colon no contenía oxígeno y podría ayudar a los científicos a descubrir cómo se desarrolla el cáncer de colon.

"Por primera vez tenemos una herramienta que realmente brinda información sobre las actividades del microbioma dentro del intestino", dijo Kalantar Zadeh.

Los científicos están tratando de recaudar hasta $ 8 millones para la próxima ronda de ensayos clínicos del dispositivo en 300 pacientes con problemas digestivos, incluyendo el síndrome del intestino irritable y el sobre crecimiento bacteriano intestinal. Todo va bien, esperan que la cápsula esté a la venta en 2020 por entre $ 100 y $ 200.

El otro co inventor de la cápsula, el Dr. Kyle Berean, dijo que los resultados del estudio sugerían que la cápsula era más precisa y menos invasiva que los métodos existentes para medir los gases intestinales.

Los métodos más comunes que se utilizan actualmente son las pruebas de aliento y las heces, sin embargo, algunos pacientes se someten a cirugía para examinar muestras directas del intestino. Los resultados de los primeros ensayos en humanos fueron publicados el jueves en la revista Nature Electronics.