El famoso dibujante de Fairfax Media, Ron Tandberg, murió de cáncer de esófago a la edad de 74 años. Tandberg pasó más de cuatro décadas dibujando, ganando 11 premios Walkley, incluidos dos Gold Walkley. Murió el lunes por la tarde en el Hospital St. John of God en Geelong.

EL periódico The Age escribió lo siguiente de Rob Tandberg "El muy querido dibujante de The Age(periódico) Ron Tandberg ha fallecido esta tarde después de una batalla contra el cáncer", escribió The Age(periódico) el lunes por la tarde. La enfermedad de Tandberg fue revelada a los lectores de the Age justo antes de Navidad, en una pieza del editor asociado, Tony Wright, un viejo amigo de Tandberg.

La pieza reveló que el dibujante estaba recibiendo tratamiento de radiación para el cáncer de esófago y fue acompañado por una serie de dibujos donde el dibujante contempló su mortalidad, la banalidad de su tratamiento, las probabilidades de su recuperación y qué legado podría dejar.

Estrella de dibujos animados

Tandberg fue amado por generaciones de Melburnians que leyeron sus dibujos animados altamente astutos y engañosamente simples. Cada caricatura de bolsillo tenía solo unas pocas líneas simples de tinta, pero los lectores regulares no tenían que mirar la firma para reconocer inmediatamente a Tandberg.

Sus caricaturas políticas a veces provocaban la ira de sus objetivos, incluido el ex primer ministro victoriano Jeff Kennett, quien le dio la espalda a Tandberg en una función pública.

Al dibujante le gustaba dibujar a Kennett con la boca como la entrada al Luna Park de St Kilda.

Tandberg fue publicado por primera vez por The Age en 1972, uniéndose al periódico después de trabajar como profesor de arte. La noticia provocó un torrente de tributos en las redes sociales.

Condolencias de sus amigos

Varias personas famosas dijeron lo siguiente, Alan Moir un dibujante de larga trayectoria en Fairfax, dijo que estaba "conmocionado y entristecido" por la muerte de Tandberg, describiendolo como uno de los mejores caricaturistas de Australia [VIDEO]. Cathy Wilcox, una caricaturista premiada de Fairfax, twitteó un emotivo tributo.

"Si la brevedad es el alma del ingenio, entonces Ron Tandberg fue su encarnación", escribió Wilcox. "Nadie podría decir tanto de manera sucinta; nunca perdió su agudeza de humor o el poder de su comentario. Qué manera de dejar el mundo, llegando al último aliento".

Daniel Andrews, describió a Tandberg como un "ícono", que sería profundamente extrañado. El editor de The Age, Alex Lavelle, dijo que Tandberg era un "dibujante de clase mundial y un ser humano de clase mundial".

"Siempre me sentí mejor después de una conversación con Ron", dijo Lavelle a Fairfax Media. "Incluso durante estos meses increíblemente duros, mientras luchaba contra esta terrible enfermedad, mantuvo su extraordinario sentido del humor y todavía estaba dibujando hace unos días".