Las autoridades sauditas todavía tienen detenidas a 95 personas en una supuesta campaña anticorrupción que fue lanzada hace casi tres meses por el influyente príncipe heredero del reino, informó el miércoles la prensa saudita citando al fiscal general. Una infografía saudita compartida en las redes sociales dijo que los detenidos que no han tenido acuerdos financieros para cerrar su caso pronto serán enviados a la Fiscalía para su enjuiciamiento.

Según los informes, el multimillonario príncipe Alwaleed bin Talal se encuentra entre los detenidos desde principios de noviembre, cuando el príncipe heredero Mohammed bin Salman, quien es el cuarto hijo del rey Salman, ascendió al trono en 2015 y por medio de un decreto éste lo nombró príncipe heredero en junio, reemplazando a su primo Mohammed bin Nayef como primero en la línea de sucesión; ordenó los arrestos deslumbrantes de los principales príncipes, hombres de negocios y funcionarios.

El príncipe es presidente de Kingdom Holding, que cotiza en bolsa, tiene inversiones en Twitter, Apple, Citigroup y la cadena hotelera Four Seasons. También es inversor en los servicios de viaje compartido Lyft y Careem. Si no se puede llegar a un acuerdo financiero, el fiscal general ha dicho anteriormente que los detenidos serán enjuiciados, investigados más a fondo y podrían enfrentar seis meses o más de prisión.

Al menos 11 príncipes se encontraban entre los detenidos en la redada sorpresa que comenzó el 4 de noviembre.

Muchos de los presos han estado detenidos en el lujoso hotel Ritz Carlton en Riad, que desde entonces está cerrado al público. El sitio web del hotel estará tomando reservas nuevamente a partir del 14 de febrero.

Mientras que el público saudita se ha quejado durante décadas de la corrupción gubernamental desenfrenada y el uso indebido de fondos públicos por parte de altos funcionarios, la detención de importantes figuras empresariales y príncipes, y el secreto que fue detenido y sus supuestos crímenes, preocupa a los inversores extranjeros.

El sitio web de noticias Sabq, vinculado con el estado, citó al fiscal general Saud al-Mojeb el miércoles diciendo que 90 detenidos en total han sido liberados después de acordar acuerdos que involucran efectivo, bienes raíces y otros activos.

En Arabia Saudita están sucediendo grandes noticias. Príncipes, ministros e importantes empresarios están siendo arrestados, detenidos en un hotel de lujo y acusados de corrupción, mientras sus aviones son obligados a permanecer en tierra y sus activos confiscados.

Quien está detrás de todo esto es el príncipe heredero Mohammed bin Salman,de 32 años, quien también encabeza un recién creado comité anticorrupción.