Se advirtió a los consumidores que no coman lechuga romana hasta que los funcionarios de salud de los EE. UU. hayan tenido la oportunidad de determinar la fuente de un brote de E. coli. Consumer Reports dice que 58 personas han sufrido esta enfermedad en los Estados Unidos y Canadá. Tanto la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) como el # Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) comenzaron a enviar advertencias sobre el brote el 15 de noviembre y hasta el 5 de febrero del 2018.

El coli es un asunto serio porque la cepa produce una toxina que puede provocar una enfermedad grave, problemas renales e incluso la muerte.

Durante las últimas siete semanas, cinco personas en los Estados Unidos han sido hospitalizadas, y una ha muerto a causa de lo que se creía que era lechuga contaminada.

Se han reportado al menos 41 casos en Canadá y, como en los Estados Unidos, una persona murió allí.

Estados que podrían verse afectados

James Rogers, Director de Inocuidad e Investigación de Alimentos de Consumer Reports, dice que hasta el momento no hay pruebas suficientes de que la lechuga sea la causa del brote de E. coli, pero la organización quiere estar a salvo. Las advertencias se hacen con fuerza en 13 Estados, incluyendo California, Connecticut, Illinois, Indiana, Michigan, Nebraska, New Hampshire, Nueva York, Ohio, Pensilvania, Virginia, Vermont y el estado de Washington. La lechuga romana se ha eliminado de los estantes de las tiendas en los Estados donde se sospecha existe E.

coli.

La Agencia de Salud Pública de Canadá no tiene dudas de que la lechuga romana es la fuente del brote de E. coli, pero el CDC tiene una investigación en curso para determinar si la lechuga es la causa de las hospitalizaciones y las dos muertes.

El CDC asegura a los consumidores que la investigación está en marcha y promete que se le notificará al público más información tan pronto como esté disponible. Mientras tanto, se deben utilizar otros tipos de lechuga en su lugar, aunque las alternativas de los vegetales de hoja verde podrían no haber sido la lechuga de elección en el pasado.

Personas generalmente afectadas por E. coli

Cualquiera puede enfermarse si está infectado con E. coli, sin embargo, los que se sabe que son los más afectados son los ancianos, los niños pequeños y las personas que padecen diabetes o cáncer. Eso se debe a que sus sistemas inmunes ya están debilitados y la toxina los pone en mayor riesgo. Las personas de esos grupos deben tener especial cuidado cuando hay noticias sobre un brote de E. coli que involucre algún alimento.

La mayoría de los síntomas de infección generalmente comienzan de 1 a 3 días después de consumir un alimento que ha sido contaminado. Los síntomas a tener en cuenta incluyen calambres estomacales severos, diarrea, vómitos y fiebre leve. Consulte a un médico si estos síntomas duran más de tres días.