Queridos amigos lectores, hoy vuelvo a traerles otra de esas historias sobre espantos y aparecidos en los principales países latinoamericanos, hoy hablaremos [VIDEO]sobre “El Silbón [VIDEO]” o “El Sombrerón”, uno de los espantos muy famosos del llano venezolano y en algunas zonas de Colombia. Este mítico personaje, deambula por las llanuras cargando un saco de huesos que aparentemente son de su padre, el cual falleció por su propia mano para comer sus asaduras, y su madre al enterarse de este cruel hecho, lo castigo y maldijo para toda la vida.

Espanto que deambula en la llanura

Este personaje tiene una altura de unos 5 metros y muchas personas que lo han escuchado dicen que emite un silbido que paraliza el cuerpo y puede helar la sangre, principalmente ataca a los borrachos y personas de mala conducta que se encuentran caminando en la llanura para llevarse su alma o enseñarles una lección y puedan enderezar su carril de vida.

Miles de historias han recorrido el llano de personas que se encontraron con este lúgubre personaje pero casi todos han terminado de manera fatídica, puesto que El Silbón, te ataca sin saber de dónde provienen sus golpes y su silbido tiene un efecto, el cual dicen que cuando se escucha de cerca es porque el alma se encuentra lejos o si por el contrario se escucha lejos, corre porque el espíritu se encuentra cerca de ti.

Tranquilo que hay maneras de alejar a este espíritu [VIDEO] por si te lo llegas a conseguir algún día, persignarse o decir malas palabras al aire no lo ahuyentaran, al contrario podrían fortalecerle aún más, dicen los historiadores, que esta alma en pena le tiene pánico a tres cosas. Un fuete o látigo para golpear caballos, cubrir una parte de tu cuerpo o lanzar ají picante en los alrededores o un perro.

Estas tres cosas lo ahuyentan, puesto que fueron los tres castigos que recibió antes de morir, los cuales fueron ser azotados con un fuete, posteriormente verter ají picante en sus heridas y por ultimo un perro rabioso, el cual le propinó heridas mortales que le produjeron su muerte.

Uno de los personajes más famosos asociados a este espanto ha sido Juan Hilario, el cual era un hombre muy fiestero y mujeriego, el cual le encantaba ir de fiesta en fiesta y bebiendo todo el tiempo, además de caminar por las llanuras y dárselas de un hombre fuerte y que nadie podría con él, en su historia, su encuentro con este personaje no fue muy bueno que digamos, porque le asestó varios golpes hasta dejarlo casi moribundo y en un último aliento logró pedir ayuda y esto obligó al espíritu a alejarse del área y este pudiese salvar su pellejo.