El hombre apareció de repente y de la nada; Jeremy Windsor y este extraño intercambiaron unas palabras de aliento. Se trataba de un compañero escalador alpino que se presentó como Jimmy, entonces caminaron lentamente cuesta arriba, lado a lado. A una altitud de más de 8200m en la vertiente sudeste del Monte Everest. Durante el resto del día Windsor, un experimentado montañero Norteamericano, se mantuvo viendo la silueta de su compañero a pocos pasos detrás de su hombro derecho. Más tarde, durante el descenso, Jimmy desapareció tan repentinamente como apareció horas antes. Sólo cuando Windsor llegó al campamento base, sabía que no era 'Jimmy' o cualquier otro compañero con quien había caminado junto a él ese día.

Escaladores experimentados han tenido esta clase de avistamientos

Es muy frecuente esta situacion cuando escaladores son engañados por alguna extraña ilusión cuando se encuentran ultra-alta altitud. Estos pueden variar desde ver y hablar con compañeros fantasma, oler alimentos preparándose y ruidos de coche, o incluso ver una cabaña alpina que aparecen de la nada. Según Katharina Hüfner, un Neurólogo y psiquiatra de la clínica universitaria de Innsbruck, la condición de Jeremy Windsor es típica. Junto con Hermann Brugger, investigador jefe del Instituto de Medicina de emergencia Highland de Bolzano, investigaron 83 informes por escaladores de todo el mundo.

Publicaron el estudio conjunto realizado por Eurac Research y la Universidad de Medicina de Innsbruck donde se examinaron las descripciones de este fenómeno que incluía esas cuentas de renombrados escaladores como Hermann Buhl y Reinhold Messner, los testimonios detallados por el escritor Jon Krakauer, así como las historias contadas por otros muchos escaladores.

Las alucinaciones síndrome difieren del mal de altura

Hasta ahora, la ciencia médica explicó tales alucinaciones como la "El Síndrome de la tercera persona", que son diferentes de los estudiados por alta altitud. Este último está asociado con condiciones como el edema cerebral potencialmente mortal, o el edema cerebral, causado por un rápido aumento de la altitud [VIDEO], así como la deshidratación y las infecciones. Los primeros síntomas de la enfermedad de la altura aguda son un dolor de cabeza severo, mareo o desequilibrio. En aproximadamente un cuarto de todos los informes que se han estudiado hasta la fecha han marcado esto como principales síntomas, sin embargo, alpinistas describen solamente signos de Psicosis sin que acompañan a los síntomas físicos. Los médicos ahora consideran que estas alucinaciones son parte de una psicosis de un tipo específico, distinta e independiente del clásico "mal de altura".