La configuración de privacidad predeterminada de Facebook y el uso de datos personales van en contra de la legislación alemana sobre consumo, según una sentencia emitida por un tribunal regional de Berlín. El tribunal determinó que Facebook recopila y usa datos personales sin proporcionar suficiente información a sus miembros para que rindan un consentimiento significativo. La federación de organizaciones de consumidores alemanas (VZBV), que presentó la demanda, argumentó que Facebook optó por los usuarios a funciones que no deberían tener.

Consentimiento informado

Heiko Duenkel, oficial de política de litigios en VZBV, dijo: "Facebook oculta la configuración predeterminada que no es amigable con la privacidad en su centro de privacidad y no proporciona suficiente información cuando los usuarios se registran.

Esto no cumple con el requisito del consentimiento informado ". En un comunicado, VZBV profundizó sobre algunos de sus problemas: "En la aplicación de Facebook para teléfonos inteligentes, por ejemplo, un servicio de localización fue preactivado y revela la ubicación de un usuario a las personas con las que están chateando.

"En la configuración de privacidad, los tics ya estaban colocados en cajas que permitían a los motores de búsqueda vincularse con la línea de tiempo del usuario. Esto significaba que cualquier persona podía encontrar rápida y fácilmente perfiles personales de Facebook ". El tribunal de Berlín acordó con VZBV que las cinco configuraciones predeterminadas de las que el grupo se había quejado eran inválidas como declaraciones de consentimiento. El juicio en idioma alemán se emitió a mediados de enero, pero solo se reveló públicamente el lunes.

El tribunal también dictaminó que ocho cláusulas de los términos de servicio de Facebook son inválidas, incluidos los términos que permiten a Facebook transmitir datos a los EE. UU. Y utilizar datos personales con fines comerciales. La política de "nombre auténtico" de la compañía, una revisión de una regla que alguna vez requería que los usuarios usaran sus "nombres reales" en el sitio, pero que ahora les permite usar cualquier nombre con el que sean ampliamente conocidos, también fue declarada ilegal.

En un comunicado, Facebook dijo que apelaría y agregó: "Estamos trabajando arduamente para garantizar que nuestras pautas sean claras y fáciles de entender, y que los servicios ofrecidos por Facebook estén en completo acuerdo con la ley". Una semana después de que el tribunal de Berlín fallara contra Facebook, la red social prometió modificar radicalmente su configuración de privacidad, diciendo que el trabajo lo prepararía para la introducción en Europa del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR), un amplio conjunto de leyes que rigen el uso de datos en toda la UE.

Los reguladores europeos

Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook, anunció los cambios y dijo que "pondrían la configuración de privacidad central de Facebook en un solo lugar y facilitarían mucho más que las personas gestionen sus datos". Facebook se ha enfrentado a repetidos ataques de los reguladores europeos, en particular los de Alemania , por cuestiones que van desde prácticas anticompetitivas percibidas hasta el presunto mal uso de los datos de los clientes.

Desde marzo de 2016 , la empresa ha sido investigada por la Oficina Alemana de Cártel Federal por denuncias de incumplimiento de la ley de protección de datos para respaldar un monopolio injusto. En una actualización intermedia en diciembre del año pasado, la oficina dijo que objetaba la forma en que Facebook [VIDEO]obtiene acceso a datos de terceros cuando se abre una cuenta. Esto incluye la transferencia de información de sus propios productos de WhatsApp e Instagram, así como de cómo rastrea a qué sitios acceden sus usuarios.

En octubre, Facebook fue el objetivo de una investigación en toda la UE sobre un tema similar . El Grupo de Trabajo del Artículo 29 (WP29), que supervisa cuestiones de regulación de datos en toda la Unión Europea, lanzó un grupo de trabajo para examinar el intercambio de datos de usuario entre WhatsApp y Facebook, que dice que no cuenta con el consentimiento suficiente del usuario. Cuando la función de intercambio de datos se anunció por primera vez en 2016, el grupo advirtió a Facebook que podría no ser legal según la legislación europea, lo que provocó que la compañía pausara la transferencia de datos hasta que se encontrara una resolución.

"Si bien el WP29 señala que hay un equilibrio entre presentar al usuario demasiada información y no lo suficiente, la pantalla inicial no mencionó en absoluto la información [VIDEO]clave que los usuarios necesitaban para hacer una elección informada, es decir, que hacer clic en el botón Aceptar daría lugar a que sus datos personales se compartan con la familia de compañías de Facebook ", dijo el grupo a WhatsApp en octubre.