La administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, culpó el jueves al gobierno ruso por lanzar un ciberataque masivo contra Ucrania en 2017. La Casa Blanca incluso amenazó contra el régimen del presidente Vladimir Putin.

El ataque de malware de junio, conocido como NotPetya,"fue parte del esfuerzo en curso del Kremlin [VIDEO] para desestabilizar Ucrania y demuestra cada vez más claramente la participación de Rusia en el conflicto en curso.

"Este fue también un ataque cibernético imprudente e indiscriminado que tendrá consecuencias internacionales", añadió Huckabee representante de la secretaria de la casa blanca.

La respuesta de la Casa Blanca llegó horas después de que los gobiernos británico y danés culparan a Rusia del ciberataque.

¿Qué piensa el gobierno de los estados unidos sobre esto?

Cuando se le preguntó qué "consecuencias internacionales" impondrá Trump [VIDEO] sobre NotPetya, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional Marc Raimondi dijo:"No vamos a telegrafiar nuestros esfuerzos".

NoPetya, que inicialmente se extendió debido a un mecanismo de actualización de software comprometido en un programa fiscal ucraniano ampliamente utilizado, interrumpió las operaciones en el banco central de Ucrania, el principal aeropuerto de Kiev y la central nuclear de Chernóbil.

Los expertos cibernéticos lo calificaron como un ejemplo sorprendente de Rusia usando a su vecino de Europa del Este como banco de pruebas para tácticas agresivas de guerra digital.

El malware dependía en parte de las herramientas de piratería informática de la Agencia Nacional de Seguridad (National Security Agency) filtradas para propagarse rápidamente a través de las redes.

Incluso infectó sistemas en Estados Unidos y muchos países de Europa y Asia.