Todos sabemos que el tiempo no se puede detener y por consiguiente es muy cierto aquel dicho qué dice que "El tiempo es oro" ya que como siempre está corriendo hacia adelante necesitamos hacer y realizar todas las cosas que tenemos planeado.

El tiempo lo han tratado de medir desde hace mucho tiempo

Los seres humanos siempre han tenido conciencia del tiempo pero no fue hasta el siglo XVI dónde le dieron un giro revolucionario a este tema ya que comenzaron a inventar los relojes. Empezaron a crear diversas clases de relojes como por ejemplo, el reloj [VIDEO]de sol que era utilizado por los egipcios pero no funcionaba cuando era de noche, el reloj de arena qué fue muy famoso precisamente en el siglo XVI en Europa y mucho después los relojes mecánicos, hasta llegar a nuestros tiempos donde el reloj electrónico o digital ya es común en toda la población.

El reloj es muy útil pero también nos causa muchos problemas

Se ha planteado que el reloj puede ser una bendición o una maldición ya que con él podemos observar cómo pasa el tiempo a lo largo del día, a lo largo de la semana, los meses, los años, etcétera. Entonces es una bendición porque tenemos conciencia del estado del tiempo en el que nos encontramos; podemos y crear una cita a una cierta hora específica en la mañana para un desayuno, en la tarde para una comida o en la noche para una cena y así poder llegar a tiempo a nuestra citas antes programadas.

También es de mucha utilidad ya que en diferentes ocasiones necesitamos saber un tiempo en específico que necesitamos realizar alguna acción. como por ejemplo, si estamos tratando de realizar correctamente una receta de cocina, nos tienen marcado un periodo de tiempo específico en el qué debemos hacer alguna cosa y si nos pasamos de tiempo de cocción se puede arruinar la cena.

Estas pequeñas pero no insignificantes acciones las podemos realizar cuando tenemos la conciencia del tiempo.

Ahora bien, también se dice que es una maldición porque en estos tiempos las personas están completamente alteradas y llenas de pánico porque no alcanza el tiempo para hacer todas las cosas que se requieren en un día; es decir las personas están siempre estresadas y alteradas por tratar de cumplir con las miles de cosas que tienen que realizar, por ejemplo, levantarse a una hora desayunar, a cierta hora dejar a los niños, a cierta hora llegan al trabajo, a cierta hora entrega los reportes del trabajo, a una hora específica ir a comer con el tiempo medido, regresar de la comida y terminar con el trabajo para poder salir a tu hora normal.

Después llegar a casa y realizar tus actividades en la noche. Ir al gimnasio en una hora especifica, etcétera; entonces todas estas situaciones nos vuelven un tanto apáticos ya que tenemos mil cosas que hacer en tan sólo 24 horas del día y muchas veces no se respetan las horas de sueño por realizar toda nuestra carga de trabajo.

Un gran invento del hombre, solo es saber administrar nuestro tiempo

Sin duda el reloj es uno de los más grandes invenciones del ser humano en todas sus modalidades Pero puede llegar a ser muy estresante estar todo el día viendo el reloj para tratar de cumplir con lo que tienes preestablecido. Ten por seguro que nosotros no podríamos vivir un día sin reloj y si no tenemos reloj estaríamos preguntando la hora a otra persona ya que dependemos casi mucho del reloj.

Tratemos de ser más tranquilos, de no cargar nuestras vidas y nuestros horarios con diversas actividades que quizá no podamos cumplir y así reduciremos nuestra carga tanto física y emocional. ¿Ustedes aceptarían un ejercicio durante una semana que indique no tener reloj?