Según las estimaciones reportadas en Current Biology muestran que más de 100,000 de los Orangutanes de la isla desaparecieron entre 1999 y 2015.

Muchas de esas pérdidas aparentemente fueron impulsadas por la demanda de la tala, la palma de aceite, la minería, el papel y la deforestación asociada. Sin embargo, muchos orangutanes también han desaparecido de las áreas boscosas más intactas, dicen los investigadores. Esos hallazgos sugieren que la caza y otros conflictos directos entre orangutanes y personas siguen siendo una gran amenaza para la especie.

"La disminución de la densidad de población fue más grave en áreas que fueron deforestadas o transformadas para la agricultura industrial, ya que los orangutanes luchan por vivir fuera de las áreas forestales", dice Maria Voigt del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Alemania.

"Sin embargo, preocupantemente, la mayor cantidad de orangutanes se perdió en las áreas que permanecieron cubiertas de bosques durante el período de estudio. Esto implica un gran papel de matar".

Para estimar los cambios en el tamaño de la población de orangutanes a lo largo del tiempo, Voigt, junto con Serge Wich de Liverpool John Moores University en el Reino Unido y sus colegas representantes de 38 instituciones internacionales, compilaron encuestas de campo realizadas de 1999 a 2015. Extrapolitaron el tamaño total de la población de la isla a partir del número de nidos de orangután observados en todo el rango de la especie en Borneo.

La perdida de los orangutanes

En total, el equipo observó 36,555 nidos. Estimaron una pérdida de 148.500 orangutanes de Borneo [VIDEO]entre 1999 y 2015.

Los datos también sugieren que solo 38 de los 64 grupos de orangutanes espacialmente separados identificados (conocidos como metapoblaciones) ahora incluyen más de 100 individuos, que es el límite inferior aceptado para ser considerado viable.

Con el fin de identificar las causas probables de esas pérdidas, los investigadores se basaron en mapas de los cambios estimados en la cobertura terrestre durante el mismo período que han sido posibles gracias a los avances en la tecnología de teledetección. La comparación de los orangutanes y las pérdidas de hábitat sugiere que el despeje de la tierra causó las tasas más dramáticas de disminución. Sin embargo, se perdió una cantidad mucho mayor de orangutanes en bosques [VIDEO]selectivamente talados y primarios. Eso es porque si bien las tasas de disminución fueron menos pronunciadas en esas áreas, también es donde se encuentran muchos más orangutanes, explican los investigadores.

Para 2015, informan, alrededor de la mitad de los orangutanes que se estima que viven en Borneo en 1999 se encontraron en áreas en las que el uso de los recursos ha causado cambios significativos en el medio ambiente.

Sobre la base de las pérdidas futuras previstas de la cubierta forestal y la suposición de que los orangutanes finalmente no pueden sobrevivir fuera de las áreas forestales, los investigadores predicen que se perderán más de 45,000 orangutanes en los próximos 35 años.

Plan para la conservación de los orangutanes

"Los orangutanes son flexibles y pueden sobrevivir hasta cierto punto en un mosaico de bosques, plantaciones y bosques talados, pero solo cuando no mueren", dice Wich. "Entonces, además de la protección de los bosques, debemos enfocarnos en abordar las causas subyacentes de la matanza de orangutanes. Esto último requiere conciencia pública y educación, una aplicación de la ley más efectiva y también más estudios sobre por qué las personas matan orangutanes en primer lugar. "

Señalan que Indonesia y Malasia están desarrollando planes de acción a largo plazo para la conservación de los orangutanes. Al tomar en cuenta las fallas pasadas, la esperanza es que se puedan desarrollar e implementar nuevas estrategias para proteger a los orangutanes.