Irán celebró oficialmente el 39º aniversario de la revolución iraní, una serie de protestas del pueblo que acabaron por derrocar una monarquía respaldada por Estados Unidos y la reemplazaron por una teocracia, [VIDEO]bajo el Ayatolá Jomeini. Sin embargo, el legado de estas celebraciones está algo estropeado, ya que en días anteriores hubo protestas por la pobre situación económica en Irán, así como miles de detenciones y 21 muertes confirmadas que vinieron con ellos; según el diario Los Angeles Times. ABC News, por otra parte, estima que se han producido aproximadamente 5.000 detenciones y al menos 25 muertes.

Las protestas

La mayoría de las protestas se produjeron el mes anterior y estaban justificadas por las cuestiones económicas de Irán, a saber, la inflación y la sospecha de corrupción [VIDEO]de funcionarios políticos.

Sin embargo, con el paso del tiempo, muchos de los manifestantes comenzaron a condenar al propio gobierno, es decir, su carácter teocrático. En respuesta a esto, Hassan Rouhani, el actual líder de Irán, aseguró a sus compatriotas que la economía mejoraría bajo su administración y que podría haber una oportunidad para un referéndum en algún momento en el futuro. Sin embargo, Rouhani no se ha referido específicamente a este asunto. También urgió a la gente de todo el espectro político a dejar de lado sus diferencias en esta ocasión especial.

La celebración

A pesar de los recientes disturbios, las celebraciones fueron en gran medida pacíficas. El día fue alegre y soleado, ya que los vendedores ambulantes atendieron a los niños con golosinas y juguetes. Ciertamente, hubo cierto sentimiento antioccidental, ya que algunos decidieron conmemorar la ocasión quemando banderas de Estados Unidos e Israel, como es común durante este evento anual.

En muchos casos, las recientes protestas fueron minimizadas o incluso ignoradas. Sin embargo, algunos participaron voluntariamente en ambas, afirmando que el hecho de querer cambiar ciertas condiciones del propio país, no hace que uno sea menos patriota.

Recientemente, Irán ha tenido éxito en el extranjero, concretamente en sus conflictos contra el ISIS y su intervención en la guerra civil Siria del lado de Al Assad. [VIDEO]La combinación del gobierno teocrático iraní, su conflicto contra el ISIS y su actual relación, o la falta de ella, con Occidente lo pone en una posición interesante. Es muy independiente y está en control de su propio destino, como la revolución pretendía. Cómo le afectará esto, sólo el tiempo lo dirá.