Este país está lleno de cosas magníficas; una tradición que viene desde la época prehispánica son los mercados ya que desde Aquellos tiempos personas dedicadas al comercio se ponían en una plaza para ofrecer sus productos a los transeúntes y antes no había una moneda fraccionaria a modo de pago sino mas bien, se practicaba el trueque. Ahora con el paso del tiempo los mercados se siguen conservando como una tradición mexicana pero con la gran diferencia de que existe una moneda.

El ayer y el hoy en un solo lugar

El trueque ya quedó atrás, en el pasado y ahora los mercados se han convertido en plazas donde los comerciantes ofrecen sus productos a cambio de dinero.

Los mercados tradicionales en toda la República Mexicana son una bella demostración de que las personas pueden dedicarse toda su vida a un bello negocio como el comercio. Imagínense llegar a un mercado tradicional y oler las deliciosas frutas frescas, observar el gran colorido de las verduras expuestas a lo largo de los pasillos, disfrutar las plantas de olor, recorrer los pasillos llenos de mercancía y ¿porqué no? llegar a la sección de comida para degustar unos deliciosos platillos preparados con ingredientes que venden ahí mismo.

Los mercados tradicionales son una fuente muy importante en la economía de muchos mexicanos ya que en ella intervienen los productores de las diferentes cosas que venden, los comerciantes que se encargan de vender esos productos que adquirieron, los cocineros que están preparando la comida y por supuesto nosotros los mexicanos que vamos a comprar estos bellos lugares.

Es muy importante Resaltar qué los productos que se encuentran en el mercado tradicional son de la más alta calidad y son 100% mexicanos a comparación de los productos que se pueden encontrar en los supermercados ya que no todos son mexicanos, la mayoría son de origen extranjero y por consiguiente son mucho más caros y de baja calidad.

¿Por qué no comprar en los supermercados?

El comprar productos como frutas, verduras, plantas de olor, legumbres, etc, en los supermercados, da un golpe muy duro a los mercados tradicionales mexicanos ya que la gente prefiere pagar por medio de un plástico en un centro comercial a ir directamente a uno de estos sitios y escoger sus productos frescos. Cabe resaltar que los productos mexicanos que se encuentran en los supermercados son malbaratados a los campesinos ya que entran en un juego económico muy injusto.

Por poner un ejemplo, si un campesino o una asamblea campesina [VIDEO] le vende sus productos a los supermercados tienen que ser a muy bajo costo y lo que hacen los supermercados es elevar más del 200% su precio lo que hace un mercado Injusto para los campesinos y también para nosotros los que frecuentamos los centros comerciales ya que nos están entregando un producto mexicano de alta calidad a un precio muy elevado.

Entonces lo que se tiene que hacer es no comprar en lo absoluto en los centros comerciales lo que se podría comprar en los mercados y así apoyamos la economía de los campesinos y por supuesto la de nuestros bolsillos.