Un nuevo estudio publicado hoy (6 de febrero) mostró que el 54 por ciento de los niños de Singapur de entre ocho y 12 años están expuestos al menos a un ciber-riesgo, que incluye ciberbullying, adicción a videojuegos, reuniones fuera de línea y comportamiento sexual en línea. Los hallazgos de Singapur [VIDEO] del Informe de Impacto DQ 2018 emitidos por DQ Institute, un grupo de expertos internacional creado para mejorar la educación digital, encontraron que la cifra del 54 por ciento está justo por debajo del promedio mundial del 56 por ciento.

Sin embargo, para quienes están expuestos a estos riesgos, cerca de la mitad (43%) han sido víctimas del acoso cibernético en el último año, mientras que el 16% han participado en comportamientos sexuales en línea como haber buscado y / o visitado sitios web con contenido sexual contenido, y / o haber tenido conversaciones sexuales en línea con extraños, agregó.

Aproximadamente uno de cada 10, o 12 por ciento, de los encuestados dijo que conversó y conoció a extraños en línea en la vida real, dos puntos porcentuales por encima del promedio mundial, mientras que el 11 por ciento cumple los criterios para la adicción a los videojuegos [VIDEO], encontró el estudio. El 2018 DQ Impact Report realizó una encuesta en línea para 38,000 jóvenes de 8 a 12 años en 29 países durante la segunda mitad de 2017. Más de 3,600 niños en Singapur fueron encuestados, dijo el fundador del instituto DQ Park Yuhyun a Channel NewsAsia.

Teléfonos móviles y medios sociales son mayor riesgo

Profundizando en los hallazgos específicos de Singapur, DQ Institute descubrió que los niños de ocho a 12 años pasan un promedio de 35 horas por semana frente a las pantallas digitales solo por entretenimiento, y esto es tres horas más que el promedio mundial.

Este número aumenta cuando se toma en cuenta el tiempo de pantalla para las tareas, agregó.

En términos de actividades, la mayoría de estos niños, específicamente el 78 por ciento, están usando Internet para ver videos en línea, mientras que el 61 por ciento indicó que se conectan a Internet para jugar videojuegos. El estudio halló que redondear las tres actividades principales es escuchar música, al 54 por ciento. También descubrió que, a pesar de que algunas plataformas de medios sociales introdujeron una edad mínima de 13 años para los usuarios, el 85% de los niños encuestados dijeron que habían usado estas plataformas, y el 39% indicó que son muy activos con ellos. Las actividades incluyen hacer y publicar videos y fotos, crear perfiles en línea, conversar más con otros usuarios y comprar y vender artículos físicos y virtuales.

Más aplicaciones tambén son riesgo

Plataforma de mensajería WhatsApp y el sitio de transmisión de video YouTube son los primeros en la lista de plataformas de redes sociales para niños, con Instagram un tercio distante, encontró.

Combine el uso de las redes sociales con los teléfonos móviles y el efecto es un mayor riesgo en línea para estos grupos de niños, según el estudio.