El plástico es un material no biodegradable. No es absorbido por la naturaleza, pero sigue siendo una monstruosidad que cubría la faz de la tierra [VIDEO]para finalmente terminan en los océanos. A lo largo de un período de tiempo estos plásticos, se rompen en micropartículas denominadas "microplásticos" que son ingeridos por los peces pequeños. Estos, a su vez, se convierten en alimento para los grandes animales marinos como el atún, delfines y ballenas, y representar un peligro para la vida marina. La BBC informa que la contaminación plástica es un peligro para el Medio Ambiente y este rampante abuso viola las leyes internacionales. En opinión de activistas, ha llegado el momento de considerar la posibilidad de modificar los tratados existentes o nuevos para abordar el problema.

Las restricciones existentes son insuficientes

Hay una serie de disposiciones y leyes internacionales para controlar la basura plástica marina, incluyendo algunos acuerdos regionales. Según una disposición de la ONU, los Estados son responsables de tomar las medidas necesarias para garantizar que el medio marino se mantenga libre de contaminación plástica. Tienen que introducir medidas adecuadas para asegurarse de que el plástico, en cualquier forma, no entre en los océanos.

Científicos irlandeses han llevado a cabo un estudio sobre los peces y han encontrado que la presencia de microplasticos en el noroeste del Atlántico [VIDEO], y esto sin duda es un motivo de preocupación. Tres de cada cuatro peces de aguas profundas han ingerido estos elementos que han entrado en la cadena alimentaria.

Vídeos destacados del día

Se deberían tomar medidas legales por parte de los gobiernos y grupos ecologistas contra los países que hagan caso omiso de las leyes existentes.

Estos han sido diseñados para proteger y preservar los ecosistemas raros o vulnerables, aparte de el hábitat de todas las formas de vida marina. Quienes violen la ley podrían enfrentar un juicio en la Corte Internacional de Justicia.

El efecto de los microplásticos

Un equipo de científicos de la Universidad Nacional de Irlanda, ha emprendido el estudio sobre contaminación plástica para evaluar la magnitud del problema relacionado con en los océanos. Se centraron en un tipo especial de peces capturados en el Atlántico noroeste. Estos usualmente se encuentran a profundidades de 200-1,000m durante el día y llegan a la superficie en la noche para comer. los minúsculos fragmentos de plástico fueron descubiertos en las agallas de los peces en el 73 por ciento de la muestra que es una tendencia peligrosa. Por cierto, son una fuente de alimento para los animales marinos más grandes, y las aves marinas, por lo tanto, los microplásticos entran en la cadena alimentaria.

Este es un problema relacionado con el medio ambiente porque el plástico no es un elemento de la comida, no se puede digerir, y pueden matarnos. La mayoría de estos plásticos se encuentran en forma de fibras comúnmente utilizados en la industria textil, y en la vida cotidiana pero a decir verdad son un gran peligro tanto para le ser humano como para la vida silvestre y marina. Tratemos de evitar consumir y comprar esta clase de productos plásticos.