Los terremotos han producido grandes catástrofes naturales a lo largo de la historia. Sismos como el de Japón, el de San Francisco o los recientes de México han sido causantes de una extensa lista de muertes y han afectado a numerosas familias después del movimiento. Sin embargo, poca gente sabe realmente por qué se produce un Terremoto y aquí vamos a explicar los principales motivos del proceso natural.

Por qué se produce un terremoto

Un terremoto es la vibración de la Tierra producida por una liberación de energía repentina.

Algunos, los más leves, liberan una energía similar a un pequeño relámpago, pero otros pueden superar una explosión realmente potente. Además, los terremotos se producen por un desplazamiento de la corteza terrestre.

Estos desplazamientos se producen porque, al mismo tiempo que la corteza de la tierra se va deformando y plegando, la energía se empieza a almacenar poco a poco hasta que se produce una liberación.

Después de esta liberación, los materiales necesitan algún tiempo para acomodarse. Es por ello por lo que, después del terremoto, se pueden producir las famosas réplicas, que son terremotos más débiles que el principal. Estos pequeños terremotos pueden producirse, incluso, días más tarde del principal.