El gobierno de UK anunciaron a principios de febrero que están tomando medidas para acabar con la crueldad en la cría de cachorros, con una "prohibición de venta de cachorro de terceros", así como de "Tomar medidas para reprimir a los criadores cachorro sin escrúpulos."

Un alto porcentaje de mascotas fue vendido gracias a las granjas de cachorros

El 16% de la población canina fue vendido a través de una "tienda de mascotas" cuyos representantes son el Club Británico Kennerl (una organización que actúa como órgano rector para diversas actividades, incluyendo canino, perros de demuest [VIDEO]ra y entrenamiento) como un "criador de alto volumen que cría cachorros con poco o ningún respeto por la salud y el bienestar de los cachorros o a sus padres".

Según el Kennel Club, alrededor de 16% de la Población canina actual en el Reino Unido se vendieron a través de una tienda de mascotas, lo que equivale a alrededor de 1,5 millones de perros.

Este Club dice que estos perros son más propensos a haber sido criado en condiciones intensivas ya que vienen de una granja de perros.

La venta de cachorros es un lucro muy cruel

Como es natural, el principal objetivo para el agricultor es obtener ganancias gracias a un cachorro, pero desde el principio se desborda la crueldad ya que tienden a separar los cachorros de sus madres antes del período recomendado de 8 semanas e ignorar las directrices relativas a la frecuencia máxima de camadas.

Esto provoca un gran malestar emocional y físico y repercute en la mala salud de los cachorros y sus madres atrapadas en el proceso de crianza. El problema no radica necesariamente con tiendas de mascotas, sino también de las ventas de cachorros online y una variedad de otros métodos de venta son también motivo de preocupación.

El gobierno crea leyes como gran apoyo para los animales

Este es el último de una larga línea de reformas de bienestar animal que se han implementado por función de secretario de Medio Ambiente en junio de 2017. Las reformas han incluido la legislación para introducir cámaras CCTV en mataderos, la introducción de penas más severas para delitos de crueldad animal, teniendo penas de seis meses a cinco años, y tomando medidas para prohibir el desecho de residuos plásticos, que son extremadamente perjudiciales para la vida marina que a menudo terminan siendo arrojados a los océanos.

El Reno Unido es una potencia mundial, y por consiguiente tiene la visión de mejorar para bien. Es donde nos hacemos la pregunta: ¿El gobierno de México cuando realizará esta clase de leyes?