Según expertos el que hoy en día se considera como el "complejo de refinería más grande del mundo" actualmente suele ser el principal contaminante de agua y significa una gran amenaza el sustento de las familias en el área cercana al complejo refinador.

Habitantes cercanos son los más afectados

Un reportaje realizado a un anciano pescador resalta que hace años atrás sus sandalias se hunden en la arena y su optimismo era inalcanzable pero todo esto se ha perdido ya que con el pasar de los años mira hacia el otro lado del agua y se refleja que su batalla está perdida frente a la gran Contaminación que hoy en día presenta dicho complejo.

La refinería odia a este hombre por decir la verdad sobre las principales consecuencias que azota el mar que durante años vio muy limpio el pescador Esteban Sánchez expreso y apunto con un dedo índice hacia a el complejo refinador y expreso "Pero no me importa". Continuaré denunciándolos”.

Durante largas generaciones los principales pescadores de Amuay han obtenido varias especies del mar como el pargo, la caballa, las sardinas, las almejas y los cangrejos de estas aguas para poder así alimentar a sus familias y utilizar como medios de ventas a mayoristas que transportan la pesca a mercados y restaurantes en otros lugares.

La planta, que forma parte del complejo de refinerías más grande del mundo arroja contaminantes a la bahía y al mar Caribe amenazando el sustento de las familias que viven en este pobre pueblo pesquero del país [VIDEO].

Este siniestro es alimentado por años de arrojar materiales químicos al mar

Miles de decenas de peces han muerto en las últimas tres décadas, expresan los pescadores que se vieron obligados a suspender su trabajo y buscar otras alternativas ya que las contaminaciones toxicas invadieron la superficie del agua envenenando los peces y aves acuáticas, mataron manglares y ensuciaron las playas de la ciudad.

Un tanque de almacenamiento de diesel se desbordó y arrojó miles de galones de reflujo a la bahía resultando como consecuencia peces muertos y el mar extremadamente contaminado. Los pescadores que trabajaban en la bahía no lograron seguir con la pesca allí durante más de un mes, lo que los dejó en una situación financieramente peligrosa en medio de la creciente inflación y una economía nacional que va en caída libre [VIDEO].

Que la empresa mejor conocida como Petróleos de Venezuela (PDVSA) envió personal para estudiar el daño pero nunca se inició una limpieza ni ayudó a los pescadores por los días de pesca perdidos. PDVSA no respondió a las solicitudes de sus comentarios.

La refinería "Es como una bomba en la puerta de la casa" que cada día nos hace más daño por sus inmensas contaminaciones expuestas no solo a la bahía de Amuay sin no a todo el mar Caribe.

Actualmente, el extenso complejo de refinación de Venezuela ha tenido grandes problemas en medio de recortes en las operaciones, despidos generalizados y un aumento en los accidentes.