Hola mis queridos lectores y amigos, hoy he decidido desempolvar ese viejo y oxidado baúl de los recuerdos y traerles una de esas historias que nos contaban nuestros abuelos y abuelas, las Ánimas en pena o que van rezando, muy famosas en mi país natal: Venezuela.

Las almas que van rezando.

La historia de hoy es más de conciencia o de análisis sobre que son las almas en pena y no de miedo, porque esto espíritus no asustan, pero desean ser recordados y evitar que te pasen cosas similares a ellos, estas Ánimas que van rezando, me contaba mi abuela, que existían porque había personas que en vida dejaron deudas pendientes, sean monetarias, personales o de cualquier tipo, también por personas que se fueron de manera inesperada y no estaban listos para irse al más alla, y por eso su espíritu quedaba en el “limbo”, hace años en la mayoría de los pueblos rurales cuando había un funeral y el fallecido se encontraba en una delas situaciones antes mencionadas, se solía escuchar murmullos y rezos como si estuvieran en una iglesia, eran las Ánimas en pena que venían a buscarlo para que recorrieran el mundo hasta que consiguieran el descanso eterno.

Anuncios

Estas historias y leyendas, lastimosamente se han perdido, principalmente por el desarrollo de las ciudades, también porque la tecnología ha hecho que se pierdan las costumbres y raíces de las personas, pero recuerda que ellos no quieren desaparecer, quieren ser recordados, por eso todos los Espiritus, fantasmas y espantos aparecen, lo hacen para que no nos olvidemos de ellos, porque de esa manera no se perderán en el tiempo y así puedan seguir siendo parte de una cultura o de un país, principalmente las personas en zonas rurales, son las más creyentes en este tipo de historias.

Me comentaba mi abuela cuando era más pequeño,que no les tuviera miedo si los escuchaba, ellos no te harán daño me decia, solo lo hacen para que recordemos que estan aqui con nosotros, muchas personas se encomendaban a ellos para pedir ayuda, por ejemplo si les robaban algo,esa persona les pedía ayuda a las Ánimas para que los ayudaran,a cambio de ello, la persona les concedería ron o whisky, agua o les prometia encenderles una vela, pero si la persona no cumplía su promesa, estas Ánimas lo atormentaban sin dejarlo dormir, desordenandoles la casa, entre otras cosas.

Anuncios

Si quieres conocer muchas cosas sobre espíritus y animas, aprovecha y pregúntale a tu abuelo o abuela, te aseguro que la historia te fascinará