Las autoridades del Condado de Orange, aprobaron un plan para otorgar tickets de pago para motel, comida y otros servicios que requieren alrededor de 400 personas desprotegidas sin hogar, que viven en el camino del río de Santa Ana, el plan fue aprobado por unanimidad en junta especial para costear el plan de emergencia, como parte del acuerdo entre abogados de los desamparados y las autoridades del Condado.

El proceso defendido por los abogados, buscan detener el desalojo de los desamparados que están junto al río, también busca que Anaheim, Costa Mesa y Orange, aprueben leyes en contra del vagabundeo y los campamentos.

La junta ordenó a personal del condado ampliar la capacidad en albergues

El plan aprobado por las autoridades, incluye vales de motel que podrán ser renovados semanalmente por al menos un mes, también otorga cupones de alimentos y tres meses de depósitos de sus pertenencias.

El condado realizará un estudio de las personas desamparadas para incluirlas dentro del apoyo correspondiente según sea el caso, bien sea refugio o vivienda.

A continuación palabras del presidente [VIDEO] de la junta Andrew Do: ”Esta es una nueva era histórica para el condado, creo que existe la confianza y estamos cómodos por lo que podemos trabajar juntos para lograr un sistema que atienda estas personas”. La junta ordenó a personal del condado a agrandar la capacidad en albergues como en el de Bridges at Kramer Place y realizar negociones con otro Wise Place, para que proporcionara unas 100 camas a las mujeres.

Muchas compañías sin fines de lucro se unen a este acto de beneficencia

Autoridades del condado, están trabajando en otras opciones como el despliegue de carpas en propiedades del condado para refugiar allí a las personas después que expiren la ayuda para los moteles.

Vídeos destacados del día

Durante el proceso que se sigue, el Juez de Federal de Distrito David Carter [VIDEO] empujó a las partes a lograr una negociación, para retirar estas personas de las cercanías del río así como también que se les provea de un lugar donde refugiarse, el Juez no quiere que estas personas sean encerradas para luego ser puestas en libertad y luego otra vez citadas en un círculo vicioso.

Según la junta se espera, que el Juez Carter firme la orden temporal que prohíbe a los alguaciles del condado a poner bajo arresto estas personas que no quieren abandonar estos campamentos debido a que no tienen hogar y les da temor perder lo poco que les queda.