Fue controversial cuando se presentó un proyecto para permitir que se enseñaran cursos bíblicos [VIDEO] en las escuelas públicas de Kentucky, según NBC News, aunque el "Proyecto de Ley de Alfabetización Biblíca" fue firmado por el gobernador, Matt Bevin, algunas organizaciones han declarado su desaprobación de la nueva ley.

La ACLU y otros grupos de vigilancia han prometido supervisar y asegurarse de que las clases de la Biblia no crucen la línea, al pasar de la enseñanza a la predicación. Amber Duke, de la ACLU de Kentucky, explicó que la principal preocupación es que el curso se imparta de una manera no constitucional.

El Departamento de Educación del estado todavía no tiene un plan de estudios, pero la clase propuesta se ha establecido como un curso electivo en lugar de uno obligatorio.

Se basará en las Escrituras hebreas, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. El curso proporcionará conocimiento bíblico sobre las personas, los lugares y el contenido de la Biblia. El plan de estudios se basará únicamente en la Biblia y no en los textos sagrados de otras religiones. De hecho, no será un curso comparativo de las principales religiones mundiales.

Argumentos en contra del curso

Los grupos que se oponen al curso temen que les permita a los maestros olvidarse de mantener la iglesia y el estado separados. La Kentucky Secular Society es uno de esos grupos que se oponen a la aprobación de la ley. El grupo cree que los maestros cruzarán la línea y harán algo que es inconstitucional. Además, los miembros del grupo quieren que el curso incluya otros aspectos de las religiones, además de la Biblia.

Johnson había insistido en una entrevista, antes de que se aprobara el proyecto [VIDEO] de ley que el curso no es para promover el cristianismo. Les recordó a los adversarios, que la Biblia fue la base para la redacción de documentos importantes en la historia, incluida la Declaración de Independencia. Johnson aseguró a quienes se opusieron a la aprobación de la ley, que el plan de estudios no incluirá nada que sea inconstitucional.

El gobernador Matt Bevin, que firmó el proyecto de ley es un cristiano conservador y republicano. También trató de asegurar a todos que el próximo curso se diseñará y se enseñará sin temor a que nadie predique en el aula.

Los que están a favor del curso, les recordaron a los demás que es un curso electivo y no un curso básico, donde los estudiantes deben tomarlo para graduarse. Aunque se aprobó el " Proyecto de Ley de Alfabetización Bíblica", algunas personas están en contra, incluso antes de que se haya implementado en el sistema escolar. Por lo tanto, no están seguros de controlarlo.