El Gobierno cubano nominó a Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez, primer vicepresidente del país de 57 años, para suceder a Raúl Castro como presidente el miércoles, en un esfuerzo por garantizar que el sistema de partido único de la isla supere a sus creadores.

Castro, de 86 años, seguirá siendo el jefe del Partido Comunista, designado por la constitución como "la fuerza guía superior de la sociedad y el estado". Como resultado, es casi seguro que Castro seguirá siendo la persona más poderosa en Cuba por el momento.

Sucedió a su hermano mayor, Fidel Castro, como presidente en 2006 después de que el anciano Castro se hizo a un lado debido a una enfermedad.

Fidel Castro murió en noviembre de 2016 a la edad de 90 años.

Enfrentando la realidad biológica, Raúl Castro está trabajando para asegurar una transición sin problemas de él y su pequeño grupo de ex guerrilleros a una nueva generación que pueda mantener el control del gobierno frente al estancamiento económico, el envejecimiento de la población y el retroceso del fervor revolucionario entre los cubanos. los jóvenes se sintonizaron más con la cultura de consumo global que con los mensajes anticapitalistas y nacionalistas de los medios estatales.

Los medios se sobrecargaron el miércoles con un solo mensaje: el sistema de Cuba continúa a pesar del cambio. Los comentaristas de la televisión estatal y en línea ofrecieron largas explicaciones de por qué la política de partido único y la economía socialista de Cuba [VIDEO]son superiores a la democracia multipartidista y los mercados libres, y aseguraron a los cubanos que no se estaban produciendo cambios fundamentales, a pesar de algunas caras nuevas en la cima.

Nominado como nuevo primer vicepresidente

fue Salvador Valdes Mesa, un ex dirigente sindical afrocubano de 72 años que ha ocupado una larga serie de altos cargos en el gobierno cubano. La Comisión de Candidatura oficial del gobierno también nominó a otros cinco vicepresidentes del Consejo de Estado, el organismo gubernamental más alto de Cuba. Solo uno de los cinco, Ramiro Valdez, de 85 años, estaba entre los revolucionarios comunistas que lucharon con los Castro en las montañas orientales de la Sierra Maestra.

"Le corresponde a nuestra generación darle continuidad al proceso revolucionario", dijo el miembro de la asamblea Jorge Luis Torres, un concejal municipal de la provincia central de Artemisa que parecía tener alrededor de 40 años. "Somos una generación nacida después de la revolución, cuya responsabilidad está impulsando el destino de la nación".

El resultado de los votos de la Asamblea Nacional para presidente y vicepresidentes y otros líderes nacionales se anunciará oficialmente el jueves, el aniversario de la invasión de Bahía de Cochinos, respaldada por Estados Unidos [VIDEO], derrotada por las fuerzas cubanas en 1961.

Al igual que en las elecciones legislativas de Cuba, todos los líderes votados el miércoles fueron seleccionados por una comisión nombrada por el gobierno. Las boletas ofrecen solo la opción de aprobar o desaprobar al candidato oficial. Los candidatos generalmente reciben más del 90 por ciento de los votos a su favor.

La designación de Díaz-Canel fue recibida con escepticismo por el representante Mario Diaz-Balart, republicano por Florida, quien es cubanoamericano.

"Hoy, el régimen cubano ha nombrado a un nuevo títere", dijo Díaz-Balart. "Al igual que Fidel Castro nombró a Osvaldo Dorticós como 'presidente' hasta 1976, Raúl Castro ha nombrado a Miguel Díaz Canel como el nuevo 'presidente del Consejo de Ministros y el Estado'".