Un Planeta que tiene las condiciones básicas para la VIDA se encontró en uno de los sistemas solares más cercanos, a solo 14 años luz de distancia. Un nuevo estudio indica que un planeta que está en órbita alrededor de una estrella llamada Wolf 1061 podría ser un candidato serio para el potencial de mantener la vida, según la revista Science [VIDEO] Alert.

Oportunidades para encontrar vida en ese planeta

Stephen Kan, el científico de la Universidad Estatal de San Francisco que dirigió esta investigación, afirma que el sistema solar Wolf 1061 es importante porque está muy cerca de nuestro sistema solar y esto brinda oportunidades para estudios futuros para averiguar si hay vida allí.

Interesantes descubrimientos

Hay tres planetas que orbitan alrededor de Wolf 1061 y los científicos están particularmente interesados ​​en el planeta Wolf 1061c.

El planeta fue descubierto en 2015 y su masa estimada es cuatro veces mayor que la masa de la Tierra. Se encuentra en el medio del hábitat de la estrella que orbita [VIDEO]: la región donde la distancia del planeta crea las condiciones para la existencia de agua líquida y otros elementos que sostienen la vida.

Para averiguar si el planeta Wolf 1061c tiene las condiciones necesarias para sustentar la vida, los científicos han estado analizando la información sobre el brillo de la estrella durante siete años, y han calculado la órbita del planeta para averiguar qué presión y temperatura planeta tiene. Los resultados revelaron que hay posibilidades de que el planeta sea ​​habitable, pero esto no significa que las condiciones sean las mismas que en la Tierra.

De acuerdo con la información obtenida, las condiciones parecen ser similares a las de Venus al comienzo del sistema solar, donde el agua líquida se evaporaba debido al calor.

El vapor de agua ha contribuido aún más al aumento de la temperatura y al efecto invernadero. El equipo cree que esto también puede suceder en el planeta Wolf 1061c, que está lo suficientemente cerca de la estrella como para causar estas condiciones.

Además, la órbita del planeta es más elíptica que la Tierra, lo que puede indicar un clima inestable, con variaciones repentinas y significativas. Este estudio fue aceptado para su publicación en la próxima edición de The Astrophysical Journal.

Si te interesa este artículo, descubre más en el Canal de Películas, donde recibirás las últimas noticias sobre el mismo y ¡podrás interactuar con sus seguidores!