Se siguen presentando extrañas situaciones en las sedes diplomáticas en La Haba, Cuba. Luego de los misteriosos ruidos en la sede de la embajada de Estados Unidos, ahora toca el turno de Canadá. El gobierno canadiense decidió llamar a los familiares de los diplomáticos acreditados en La Habana [VIDEO], mientras siguen las investigaciones por los síntomas de salud que presentaron el año pasado, junto a los diplomáticos norteamericanos y sus familiares.

En un comunicado oficial, el gobierno de Canadá explicó que desde el segundo semestre del año pasado varios familiares de funcionarios de la embajada en La Habana han sentido dolor de cabeza, mareos y dificultad para concentrarse.

No se han descubierto los motivos de estos síntomas. Como en el caso de Estados Unidos, [VIDEO] puede que los ataques sean perpetrados con aparatos acústicos o de ultrasonido.

Como medida de prevención, el gobierno canadiense declaró que desde este momento, los diplomáticos que serán enviados a La Habana no llevarán consigo a sus familiares. Asimismo, añadió que las relaciones con el gobierno de Raúl Castro son “positivas y constructivas. Hemos contado con la colaboración de las autoridades cubanas desde el mes de mayo del 2017, cuando se presentaron los primeros problemas de salud”. Sin embargo, tienen que seguir investigando.