Recientemente se ha estado escuchando que muchos negocios a nivel del mundo podrían cerrar sus puertas aproximadamente dentro de un poco más de 4 años ya que el comercio atraerá el comprador tradicional. Aproximadamente desde un 19 a un 26 por ciento de centros comerciales estarán cerrados y no habría marcha atrás para parar esta decisión.

Las compras por internet han ido disminuyendo el tener que asistir al lugar de venta para poder satisfacerse con un producto que desee, antes de existir las compras online había mas movimiento de personas en los centros comerciales pero ya eso ha caducado, todos los centros han tenido que desarrollar esta técnica para satisfacer a sus clientes ya que actualmente casi todo el mundo prefiere realizar compras por internet desde la comodidad de su casa a tener que salir perder tiempo y exponerse al peligro.

El comercio electrónico dominará

Una encuesta realizada por Credit Suisse, una firma de Wall Street, ha descubierto lo que pasara en el mundo comercial [VIDEO]. La encuesta ha pronosticado que, dentro de aproximadamente seis años, los centros comerciales tendrán la mayoría de sus ventas por medio del internet. Los centros comerciales tendrán que enfrentar la realidad de que los clientes están cambiando sus lealtades y que sus preferencias se están desplazando hacia el comercio electrónico.

El estudio realizado también dice que, dentro de los próximos cuatro años [VIDEO], entre el 19 y el 26 por ciento de los centros comerciales cerrarán sus puertas. Muchos centros comerciales tradicionales ya han anunciado numerosos cierres en los últimos meses. Según las estimaciones, alrededor de 8.640 tiendas cerrarán antes de que finalice el año porque las empresas seguirán en descenso a medida que vaya avanzando el tiempo y que se haga más común el uso de las compras en línea.

Los nuevos centros comerciales atenderán las necesidades de estilo de vida

Si bien existe el temor de que el comercio electrónico invada el dominio de las ventas minoristas y las ventas en los mostradores, muchos centros comerciales son conscientes de un futuro sombrío por delante. A pesar de eso, siguen apareciendo nuevos, pero estos son en su mayoría centros de estilo de vida.

En opinión de los expertos, el método de supervivencia en tales circunstancias significa que los centros comerciales tendrán que modificar sus estrategias comerciales y cambiar su concepto de comercialización. Los centros comerciales de nueva imagen tendrán que adoptar el concepto de asuntos orientados a múltiples usuarios. Se observa que el número de restaurantes y proveedores de servicios es mayor en comparación con las tiendas de ropa por razones obvias. Las personas optarán por el comercio electrónico al pedir ropa, pero cuando se trata de comer, quieren sentirse como en casa y patrocinarán la cultura del centro comercial.

Una vez que hay puntos de venta de comida y entretenimiento, es posible construir una cancha a su alrededor para atender las necesidades de las personas y estar orientados al estilo de vida. Los centros comerciales del futuro serán impulsados ​​por las demandas de la generación futura a la que le gustaría gastar su dinero en entretenimiento en lugar de solo en la ropa. Los centros comerciales del futuro no serían solo para ir de compras, sino también para otras actividades y experiencias.