Según investigadores mexicanos, los dos ciclistas [VIDEO] europeos desaparecidos el mes pasado fueron asesinados. Los cuerpos de Holger Hagenbusch, de Alemania, y Krzysztof Chmielewski, de Polonia, se encontraron en el fondo de un acantilado en el estado de Chiapas la semana pasada.

En principio, las autoridades locales afirmaron que se trataba de un accidente y que los ciclistas habían caído del acantilado después de perder el control. Sin embargo, parientes y compañeros ciclistas solicitaron una investigación más profunda del caso. El viernes pasado el fiscal designado a este caso, Luis Alberto Sánchez, confirmó que se trató de un asesinato en lo que parece haber sido un robo.

Según las declaraciones ofrecidas por Sánchez, se trató de un homicidio intencional.

¿Qué pasó con los ciclistas?

El pasado 26 de abril, el cuerpo de Krzysztof Chmielewski fue encontrado a 40 metros debajo de la carretera cerca de un acantilado en el estado de Chiapas. Ocho días más tarde, el 04 de mayo, el cuerpo de su compañero de viajes, Holger Hagenbusch, fue visto metros más abajo del mismo barranco, en el camino entre Ocosingo y San Cristóbal de las Casas en el extremo sur del país.

El procurador general regional en Chiapas, Arturo Pablo Lievano, dijo originalmente que no había evidencia de malas intenciones y que todo apuntaba a un accidente.

Dijo que podrían haber salido de la carretera en un vehículo. Sin embargo,el hermano de Holger, Reiner Hagenbusch, tenía información en la que se afirmaba que el Gobierno local estaba intentando encubrir el homicidio.

Después de viajar a México para identificar el cuerpo de su hermano, descubrió lo que le había ocurrido a Krzysztof, por lo que decidió soliciar una investigación más a fondo. Los investigadores presumen que la pareja de ciclistas fue atacada entre el 19 y 20 de abril. Chmielewski sufrió una lesión en la cabeza (que al parecer es por una bala), y fue encontrado junto a una bicicleta que no era la suya sino la de su compañero Olger.

El fiscal Sánchez afirmó que este último detalle de la bicicleta ha sido de vital importancia para la investigación porque demuestra que los asaltantes probablemente estaban tratando de cubrir sus huellas e intentaron hacer parecer el homicidio como un accidente.

El destino de los ciclistas

Krzysztof Chmielewski, de 37 años, era ciudadano polaco y había viajado por el mundo en bicicleta durante tres años.

Tan sólo el año pasado visitó 51 países y pensaba continuar su viaje a Argentina hasta que su destino fue truncado en Chiapas. La pareja de ciclistas no estaban viajando juntos, pero sus caminos se cruzaron al llegar a México.

Según el fiscal, los ciclistas no estaban juntos cuando ocurrio el asesinato. Aparentemente, uno fue atacado primero, y seguidamente el otro fue interceptado, y ambos fueron capturados. Varias de las pertenencias habían desaparecido de la escena, mientras que una de las bicicletas no mostraban signos de violencia.

El pasado 6 de mayo, personas de las cercanías de San Cristóbal de las Casa caminaron con sus bicicletas, hasta el kilómetro 158 en la carretera donde fueron encontrados los dos hombres. Durante el evento, llevaron una bicicleta pintada de blanco, un gesto simbólico usado por ciclistas en todo el mundo.

Con el trágico final de estos dos deportistas, México sigue luchando contra una de las tasas de homicidios más altas del mundo. Tan sólo el año pasado, se reportaron más de 25.000 asesinatos en todo el país. Esta historia es una más de las que ocurren en México a manos de los carteles de drogas y la constante violencia que viven los estados fronterizos de la nación centroamericana.