El beso es una demostración de afecto, el amor y la pasión entre los amantes. Él es tan importante, que, oficialmente, existe un día específico para conmemorarlo, el día 13 de abril. Cuando una persona besa, ella estimula al cerebro a liberar endorfina, que es la sustancia que nos hace sentir placer y bienestar.

Una encuesta realizada por la Universidad de Londres [VIDEO], y publicado en el Journal of Experimental Psycholagy, realizó un estudio para averiguar por qué la gente, cuando besa, a menudo hacen tienden a cerrar los ojos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Investigación Científica

Aunque ya se ha publicado hace unos meses, esta información es muy útil, ya que incluso puede ayudar a mejorar su beso.

Resultados del estudio

El estudio concluyó que, durante el beso, cerramos los ojos porque el cerebro no puede procesar los otros sentidos al mismo tiempo.

El estudio seleccionó a algunos participantes, que, fueron sometidos a responder cuestionarios [VIDEO], usando los sentidos: táctil y visual.

Con el análisis, se encontró que el mayor número de participantes que tenían una mayor sensibilidad, tanto de contacto, como visual, eran aquellos con los ojos cerrados.

Por eso, cuando besamos, cerramos los ojos con la intención de sentir más emociones agradables.

De acuerdo con la doctora Sandra Murphy, la investigación ayudó a descubrir otras cosas que hasta ahora no se entendían. Aunque ya se tenía la información de que existía un aumento considerable de exigencia, cuando hay muchas tareas donde se necesita más apreciación visual y auditiva, la investigación trae explicaciones mucho más amplias para el entendimiento de esos sentidos.

Cerramos los ojos para que el cerebro pueda procesar el mayor número posible de sensaciones.

Cuando los ojos están cerrados, podemos sentir mejor el olor del compañero, sentir el toque de las manos, y otras cosas que pueden suceder con la pareja durante el beso.

Cuando recordamos el beso, recordamos a todas aquellas sensaciones experimentadas en el momento. Lo que no sería posible si los ojos están abiertos.

Las personas que tienden a besar con los ojos abiertos, por lo general no sienten todas las sensaciones que se proporcionan en ese momento.

Si quieres sentir que cuando besas es la sensación más romántica del momento cuando lo hagas debes de hacerlo con los ojos cerrados, de lo contrario, si lo hace con los ojos abiertos no será lo mismo ya que el cerebro no se concentrará en los sentimientos y su beso será como algo pasajero.