Cada mes se incrementa el número de “homeless” que viven en las aceras de Skid Row, el barrio más pobre de la ciudad de Los Ángeles, lugar donde miles de familias viven en las peores condiciones, con niños, mujeres, ancianos e inclusive sus mascotas. Estas familias pobres viven en pésimas situaciones de indigencia, nunca imaginadas en Estados Unidos; nación considerada por muchos como uno de los países que "supuestamente" tiene los mejores niveles de calidad de vida del mundo.

El Gobierno del expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, no hizo nada para ayudar a estas familias indigentes, ni mucho menos el actual presidente de EUA, Donald Trump.

Caminar por Skid Row es una de las peores experiencias que puede tener un ciudadano local o un turista, no solo por la fuerte contaminación ambiental e insalubridad existente en esta barriada californiana, sino por las pésimas condiciones de vida, que cada día enfrentan estos habitantes.

En Skid Row son comunes las enfermedades endémicas, la desnutrición, la violación de mujeres y niños, la prostitución, la criminalidad, la pedofilia, la violencia, el alcoholismo, entre otras lamentables circunstancias, que hacen que estas personas vivan prácticamente en la calle, en situación de abandono y sin ningún tipo de asistencia social. Muchas personas están desempleadas [VIDEO], o se les dificulta mantenerse en un empleo estable. Al tener pocos ingresos económicos no disponen del dinero necesario para rentar una vivienda o solicitar un crédito hipotecario.

Vídeos destacados del día

A nivel de transporte, solo tienen acceso al transporte público, porque tampoco tienen la posibilidad de comprar, ni mantener un automóvil, que les permita movilizarse por la ciudad. Algunos, solo utilizan bicicletas.

La miseria en Skid Row

El relator especial de las Naciones Unidas para la pobreza, Phiilp Alston, declaró recientemente que “EUA se está convirtiendo en la tierra de la desigualdad”. Estados Unidos es considerado como uno de los países más ricos del mundo, pero la realidad económica que enfrentan muchas familias es bastante difícil y muy lejos de lo que muchos suelen llamar “el sueño americano”. Es posible, que en virtud de la grave situación de muchos grupos familiares, tal vez, se catalogue al sistema económico de EUA como “la pesadilla americana”, por las altas tasas de impuestos.

Sobre este tema Alston, señaló que se calcula que unos 40 millones de ciudadanos estadounidenses [VIDEO] viven en condiciones de pobreza y, de este total 18,5 millones en pobreza crítica; es decir no disponen de dinero para comprar comida y alimentarse, por lo menos, tres veces al día.

La pobreza crece en otros estados de EUA

Un reporte realizado por Alternet, sitio web de noticias progresivas, indica que 45 millones de personas viven en pobreza en EUA, lo que significa entre el 14% y 15% de la población. Además, uno de cada cinco niños estadounidenses pasa hambre. Según cifras oficiales emitidas por el Departamento de Agricultura, 15 millones de niños menores de 18 años habitan en hogares donde no existen suficientes alimentos para sobrevivir.