Ver las imágenes de niños enjaulados en albergues en el estado de Texas, cual si fuesen animales o seres peligrosos, ha indignado a toda la comunidad internacional.

Y no es para menos, este tipo de actos nos hacen recordar a esas grotescas imágenes que hemos visto de los campos de concentración nazi en donde niños y adultos judíos sufrieron el maltrato social por un mesías que consideraba que su pueblo alemán debería de tener la supremacía de su raza aria.

El holocausto

Millones de judíos fueron asesinados en estos campos, niños perdieron a sus padres, hermanos y familias completas fueron desintegradas en uno de los holocaustos más agresivos que la población ha vivido en los últimos tiempos.

Hoy parece que la historia se repite, gracias a la indiferencia e ignorancia del pueblo norteamericano, principalmente los jóvenes quienes desconocen el alcance de las acciones que en un futuro inmediato tendrán estas acciones. La política de “tolerancia cero” de Donald Trump en su ataque a los migrantes mexicanos [VIDEO] y centroamericanos, ha demostrado su falta de sentido de respeto a la humanidad.

Como gobernante Trump, está en todo su derecho de atacar o contrarrestar el flujo de migrantes a su país, sin embargo la forma y el modo de ejecutarlo es lo que la sociedad mundial está criticando firmemente.

Los críticos

Los líderes internacionales han condenado estos actos. El Papa Francisco ha manifestado su desaprobación hacia la política de Trump de separar familias y menciona: “Salvar la vida a alguien que está huyendo de la guerra y la pobreza es un acto de misericordia”.

Sin embargo, ante estas palabras Jeff Sessions, secretario de justicia de los Estados Unidos trató de defender la postura del Gobierno estadounidense, contestándole al Papa que según como dice la Biblia, “todo lo que cruce la frontera de forma ilegal debe de ser detenido y procesado” Por su parte el primer ministro canadiense Justin Trudeau, ha calificado de “inaceptable” las medidas de separación de las familias.

Vídeos destacados del día

Trudeau ha sido también fuertemente criticado por Trump, señalándolo como “manso y deshonesto” con lo cual las relaciones bilaterales no son del todo buenas. Por su parte el gobierno mexicano por medio del canciller Luis Videgaray, ha solicitando al gobierno norteamericano, que se permita la reunificación de una madre con su hija mexicana quién sufre de Síndrome de Down.

Sin embargo el Departamento de Seguridad Interior de los Estados Unidos ha confirmado que la detención de esta madre, no se debe al programa de “tolerancia cero” sino como testigo en una investigación de tráfico de personas. México ha exhortado a la comunidad internacional a presentar su postura sobre esta situación y ha acudido a los organismos de la Organización de Estados Americanos (OEA) y a los de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en donde también el presidente Trump, el día de ayer sacó a su país de dicho organismo.

Migración

La migración de personas tanto de México como de otros países como el Salvador, Nicaragua y Honduras entre otros, se ha presentado como consecuencia de las políticas económicas erróneas de sus respectivos gobiernos, quienes no han creado las condiciones adecuadas para que la gente no huya a la frontera norte en busca de una mejor calidad de vida o por lo menos de sobrevivir a su precaria condición.

Sin embargo, la migración hacia Estados Unidos ha permitido el crecimiento y desarrollo de esa nación, ya que ellos realizan actividades que muchos de los norteamericanos desprecian o simplemente no desean elaborar debido a la carga de trabajo que representan. La migración puede ser un problema para Estados Unidos pero eso no justifica el hecho de que se puedan separa familias y dar trato de animales a los niños [VIDEO] que tan solo tienen como culpa, ser hijos de hombres y mujeres que buscan una medio digno de vida.