El drama de Venezuela tiene nombre y apellidos: Nicolás Maduro [VIDEO]. Desde su llegada al poder en 2013, como sucesor del dictador Hugo Chávez, el país no ha hecho otra cosa sino empobrecerse y sufrir por la cada vez más aguda falta de recursos primarios. No resulta extraño que más de un 76 por ciento de la población no le tenga en alta estima, según los últimos estudios, ya que el trato que ejerce sobre los venezolanos es opresor con quien no comparte sus ideas y tirano con quien sí lo hace.

La oposición ya no existe en Venezuela

Los intentos de tumbar a sus opositores, sabedor de que podrían ganarle en las urnas con un alto porcentaje de los votos, han resultado exitosos para Maduro.

El encarcelamiento de Leopoldo López ha hecho mucho daño a quienes no concuerdan con las ideas totalitarias del dictador, consiguiendo que en las últimas elecciones ni siquiera se presentasen alegando una total "falta de garantías" en los comicios.

La falta de recursos

Cada semana somos testigos del empeoramiento de la situación de Venezuela. Desde 2013, la situación ha ido empeorando hasta dejar a los supermercados sin comida y sin productos básicos. El petróleo es un bien cada vez más escasos y que, mal gestionado, puede suponer la ruina total del país americano.