Meghan Markle [VIDEO], la nueva integrante de la realeza inglesa, ha tenido su primer compromiso con la Reina Isabel II y aunque ha puesto todo su esfuerzo para aprender y que sus primeros pasos en ese mundo sean perfectos, todavía le queda mucho por conocer.

Este jueves, la Reina y Meghan visitaron Cheshire y aunque el evento ha sido un éxito, la duquesa de Sussex tuvo un pequeño trastabillo. Y es que en twitter se ha publicado un video donde se le ve a Meghan Markle caminando hacia el auto real al lado de la Reina y luego se le muestra aturdida y confundida sobre quién debería subir primero al automóvil.

Meghan Markle titubea antes de subir al auto real

En el video, que ha sido visto miles de veces, se ve a ambas mujeres saliendo de la estación de trenes de Runcorn y luego a un hombre invitando a Meghan a subir al auto antes que la Reina.

La duquesa no sabe qué hacer y se detiene para, lo que parece, preguntarle a uno de sus asesores qué es lo que tiene qué hacer. Al final, la Reina de 92 años, cede el paso a la esposa de Harry, y esta sube al auto antes que ella.

Lo que pareciera ser un momento bochornoso para Meghan Markle, se convirtió en un manjar para la prensa internacional, que aprovechó para calificar la acción de la esposa del nieto menor de la Reina, como un error.

Pero, la realidad parece ser distinta pues si bien es cierto que la Reina siempre debe ser primero en todo, según el protocolo, hay muchas cosas que la Reina hace según sus preferencias y una de ellas es ocupar el lugar que está justo detrás del conductor. Al parecer, Meghan no lo sabía y fue hasta después de cerciorarse sobre qué era lo que debía hacer y de que la Reina le dijera que podía entrar, que ella lo hizo

Meghan aún no aprende las reglas del protocolo real

Otro error que cometió la nueva duquesa fue sentarse en público con las piernas cruzadas, hábito que no puede estar más en sus costumbres pues de acuerdo al protocolo, las integrantes de la realeza deben sentarse con las rodillas juntas, y nunca cruzadas.

Vídeos destacados del día

Para este primer evento, la ex actriz eligió un diseño en color crudo de Givenchy con capa integrada y cinturón negro que costó alrededor de 7,500 pesos mexicanos, su ‘oufit’ lo combinó con bolso blutch de la misma marca de casi 25 mil pesos mexicanos, y unos altos tacones de Sarah Flint.

Fuera de esos pequeños 'errorcitos', los comentarios generales sobre esta primera cita juntas han sido extraordinarios, pues tras ver las constantes risas entre ambas y la convivencia relajada, se puede deducir que la Reina Isabel II ha aceptado al 100% a la esposa de su nieto Harry, a quien ha recibido con brazos abiertos como parte de la familia real.