Un mes después de la boda real, la duquesa de Sussex ya ha visitado al balcón del Palacio de Buckingham con toda la familia real, acompañó a la reina Isabel II en un viaje oficial y ahora participó en su primer Royal Ascot, donde estuvieron presentes Su Majestad, el Príncipe de Gales, la duquesa de Cornualles, el Duque de York, la princesa Beatriz, princesa Eugenia, El conde y la condesa de Wessex, la Princesa Real y el príncipe y la princesa Michael de Kent.

El Royal Ascot es la semana anual de carreras de caballos en los hipódromos más famosos de Gran Bretaña. A la Reina le encanta participar en el evento, igual que a todos los miembros de la familia real.

Los únicos ausentes fueron el Príncipe William y Kate Middleton, tal vez porque prefieren quedarse en estos momentos a cuidar a su bebé recién nacido.

Meghan Markle impecable en el Royal Ascot

Incluso con Kate fuera de escena, el Ascot no careció de duquesas. Todos los ojos estaban puestos en la duquesa recién casada de Sussex (que celebra su aniversario de un mes con el duque) mientras llegaba en el tercer carruaje con su esposo, el Príncipe Harry. La ex actriz otra vez eligió vestir a Givenchy, la misma casa de Moda que creó su vestido de novia. Para el chemisier de seda blanca, Meghan se combinó con un gran sombrero blanco y negro de Philip Treacy.

Meghan acaba de ser nombrada la cuarta patrona de la Royal Foundation, que se encarga de gestionar los compromisos caritativos. Los otros tres son obviamente el Príncipe Harry, el Príncipe William y Kate Middleton.

Vídeos destacados del día

Meghan Markle no desatina en sus elecciones de vestuario

Markle recientemente lució, en el desfile militar por el cumpleaños 92 de la reina Isabel II, un vestido Carolina Herrera escotado de los hombros en Trooping the Color, lo que provocó cierta sorpresa entre quienes consideraban que estaba “rompiendo el protocolo”, pero obviamente no, tiene demasiados asesores a su alrededor como para caer en un error de vestimenta sin que nadie lo note o se lo diga. El conjunto que lució en aquella ocasión era magnífico y le quedaba perfecto a la duquesa, aunque sí, en el Ascot, el código de vestimenta está en contra de los escotes de Bardot por lo que en el evento de caballos, vistió un abrigo muy apropiado para la ocasión.

La duquesa de Cambridge es considerada una de las mujeres mejor vestidas del mundo y la duquesa de Sussex no quiere quedarse atrás. Hasta hoy, ha sido halagada por la vestimenta que ha elegido y comienza ya a convertirse en tendencia igual que lo ha hecho desde que entró a palacio, Kate Middleton.