“¿Cómo te sientes de vivir en un país donde se cometen siete feminicidios por día?”: fue una de las consignas del Primer Congreso Nacional de Mujeres Saxofonistas que se llevó a cabo a principios de diciembre en Cholula, Puebla. La organizadora, Ximena Constantino, explicó que a raíz del sismo [VIDEO]del pasado 19 de septiembre el turismo en la región bajó por lo que decidió hacerlo ahí para colaborar en la reactivación del mismo.

Justo a unos pasos de la catedral anaranjada que el terremoto destruyó, saxomaníacas como Alma Rodríguez (México), Sofía Zumbado (Costa Rica) y Lorena Ríos (Colombia) soplaron con un objetivo: exigir que se active la alerta de género en Puebla debido a que en 2017 el estado registró un número histórico de feminicidios, según la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), hasta el pasado septiembre iban 83.

La cifra puede aumentar.

Constantino con solo 23 años de edad logró que a lo largo de tres días el Foro San Pedro se llenara de ponencias, clases magistrales y conciertos. Incluso trajo desde Miami al venezolano y nominado cinco veces al Grammy, Ed Calle.

“Me habló hace unos meses y pasó lo del terremoto. Tuvimos que cancelar pero yo ya tenía en mi calendario el Congreso desde junio”, explicó el saxofonista.

Tal y como lo dijo Ed, el evento se había cancelado por el sismo y lo que hizo Constantino fue donar a los damnificados toda la especie (jabón y shampoo) que aportaron los patrocinadores.

Soplar por ellas

¿Por qué tanta insistencia en realizar el encuentro? ¿Por qué un Congreso de Mujeres Saxofonistas? Ximena no olvidará cuando uno de sus profesores trató de frustrarle el sueño de ser músico porque estaba embarazada.

Vídeos destacados del día

Él argumentaba que como sería madre solo perdería el tiempo enseñándole. Quien da una lección a todos los artistas con esa mentalidad es la también comunicóloga.

Aerofonistas como Filomeno Ortiz (profesor de saxofón del Conservatorio Nacional de Música) y Erick López Casas (quien estudió en Madrid) se unieron a la causa: ofrecieron un concierto en el que sonaron repertorio de Astor Piazzola. En el caso del segundo músico mencionado estrenó obras de

El evento fue una combinación de artes plásticas y música con la exposición ‘Alerta de género’, la cual retrató con recortes de periódicos en una cama la sangrienta situación que viven las poblanas. La etnomusicología también tuvo espacio con la participación de Jessica Gottfried y la charla sobre el bajo de espiga y el papel de los saxofonistas en las danzas mexicanas.

Otra de las estrategias para reactivar el turismo en Cholula fue invitar al profesor de la Facultad de Música de la UNAM (FAM), quien dirigió la Orquesta de saxofones BUAP en la explanada con un concierto al aire libre en el que interpretaron piezas como el Danzón N° 2, de Arturo Márquez.

El papel de las saxomaníacas

Samuel García, sopranista de Saxtlán, cuarteto que se presentó el primer día de conciertos recordó que gracias a una mujer el saxofón regresó luego de estar prohibido por el vaticano ya que era considerado “el cuerno del diablo”.

“Ellise Hall fue de las saxofonistas promesas en Estados Unidos, aunque nació en París, porque aprendió a tocar a los 47 años de edad luego de que estuviera enferma y le recomendaran tocar un aerófono. Fue la fundadora del Boston Orchestral Club y Debussy le compuso la Rapsodie pour Saxophone”.