El fuego continúa extendiéndose a través de los Estados Unidos, dejando a muchas personas sin hogar, mientras que el número de muertos aumentó a ocho personas este lunes.

De 16 personas reportadas como desaparecidas, nueve han sido encontradas, dijo el sheriff del condado Shasta Tom Bosenko ayer. Los incendios en California comenzaron el lunes 23 de julio cuando un vehículo sufrió una falla mecánica. Los bomberos han estado progresando tratando de contener el fuego, pero comenzó a extenderse rápidamente el jueves por la noche cuando saltó sobre el río Sacramento.

Alerta de bandera roja por incendios en California

Una alerta de bandera roja y una advertencia de calor estuvieron vigentes para el área hasta el lunes en las mañana.

El incendio, en el condado de Shasta en el norte de California, ha matado a ocho personas hasta el momento, incluidos dos niños y su bisabuela. Las víctimas fueron identificadas en las redes sociales como James Roberts, de cinco años, y su hermana, Emily, de cuatro años, y su bisabuela Melody Bledsoe, de 70. Las autoridades dijeron que la última víctima había decidido quedarse en la zona y por esa razón las llamas la alcanzaron. El incendio más mortífero se duplicó en tamaño durante el fin de semana ya que dos bomberos también perdieron la vida en un intento de acabar con el incendio.

Autoridades no saben cuándo acabarán con el incendio

Las autoridades dijeron que la última víctima no había cumplido con una orden de evacuación y mencionaron que este incendio era un verdadero desastre que duraría algunos días más porque el fuego todavía tenía un comportamiento muy explosivo y no habían encontrado hasta el momento el modo de acelerar la extinción del fuego.

Vídeos destacados del día

El fuego en el condado de Trinity / Shasta ahora cubre 95,368 acres y contiene un 17 por ciento. El fuego está ardiendo a lo largo de la autopista 299 y Carr Powerhouse Road, Whiskeytown. Hasta el momento, el incendio ha acabado con 657 viviendas, tres negocios y 214 edificios, 175 edificios han sido dañados y más de 5,000 estructuras están bajo amenaza. Más de 38,000 personas en el área de Redding estaban bajo órdenes de evacuación.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump [VIDEO] declaró el sábado el incendio como una emergencia, autorizando fondos federales para los esfuerzos de ayuda en casos de desastre. Más de 160 departamentos de bomberos de todo California y el país están trabajando para enfrentar el infierno.