Un ex buzo de la marina tailandesa ha perdido la vida en el intento por rescatar a las 13 personas atrapadas en el complejo de cuevas inundadas en Tailandia [VIDEO], casi dos semanas después de que los 12 niños futbolistas y su entrenador quedaran atrapados por las aguas dentro de la cueva.

El ex miembro de la unidad SEAL de la marina de élite de Tailandia, Samarn Poonan, murió la noche de ayer cuando colocaba tanques de oxígeno en las profundidades de la cueva inundada en lo que se espera pueda tal vez llegar a ser una ruta de escape para las 13 personas atrapadas desde 13 días.

Los niños tailandeses no saben nadar

Y es que las posibilidades de sacarlos de ahí en el corto plazo se han visto coartadas ya que ninguno de los 12 niños atrapados sabe nadar y mucho menos bucear.

Los rescatistas han intentado enseñarlos a nadar por si la posibilidad de sacarlos buceando se vuelve necesaria, lo cierto es los buzos que han llegado hasta ellos siempre han salido de la cueva con importantes magulladuras, lo que hace aún más complicada la posibilidad de sacarlos a través del agua.

Los jóvenes de entre 11 y 16 años y su entrenador de 25 quedaron atrapados en una inundación y en total oscuridad mientras exploraban sin imaginar que las torrenciales lluvias los dejarían expuestos a una tragedia que afortunadamente no ha cobrado ninguna vida. Fue varios días después cuando tras una intensa busqueda fueron encontrados hambrientos y frágiles aunque con buena salud.

Los rescatistas ahora tienen que estudiar todas las posibles opciones para que los niños y su entrenador salgan de la cueva sin poner en peligro su vida a través de los varios kilómetros de túneles peligrosamente inundados.

Se había considerado la posibilidad de mantener a los 13 dentro de la cueva hasta que las aguasretrocedieran cuando la temporada de lluvias terminara, más o menos en cuatro meses.

Vídeos destacados del día

Pero esto fue descartado por la posibilidad de que lleguen fuertes lluvias monzónicas que no solo no permitirían que las aguas descendieran, sino que incluso podrían elevar su nivel.

Las autoridades aún no tienen un plan certero para sacar de la cueva a los niños tailandeses y a su entrenador

Se sabe que el grupo está varado aproximadamente 1 km por debajo de la cima de la montaña, por lo que se ha mencionado la posibilidad de perforar un pozo en la cámara de la cueva desde la parte de arriba de la montaña boscosa hasta llegar a ellos.

Desafortunadamente, los rescatistas voluntarios que intentaban bombear el agua de la cueva para bajar su nivel, accidentalmente bombearon el agua hacia adentro en lugar de absorberla, lo que ha retrasado el rescate.