¡Otra vez el papá de Meghan Markle!

Ahora ha hecho estallar otra vez la bomba con sus polémicas declaraciones, y es que ahora ha dicho que cuando su hija, la duquesa de Sussex, era adolescente, él consumía drogas. Aunque aseguró que hacía más de 20 años que no las probaba.

Su impactante admisión se produce después de que el juez de factor X, Sharon Osbourne lo acusó anteriormente de tener un problema con la bebida. Pero el señor Markle respondió a los reclamos, diciendo que a él solo le gusta beber vino de vez en cuando con su cena y que también compra cervezas pero no para él sino para los chicos de guardia en la puerta porque están debajo del rayo del sol durante largas horas, pero que no por que lo vean con un paquete de seis cervezas a él significa que es alcohólico o siquiera que él las consuma.

Thomas Markle consumía drogas para lidiar con la presión de trabajar en Hollywood

Una fuente cercana al padre de la ex actriz aseguró que el Sr. Markle, había aceptado que tomó drogas para lidiar con las presiones de Hollywood mientras trabajaba como director de iluminación pues afirmaron que tomar drogas era "parte integrante" de la industria en la que trabajaba el señor Markle pues para el ritmo de trabajo tan fuerte y desgastante que llevaban, el café no ayudaba mucho.

La confesión llega al mismo tiempo que el Sr. Markle lanzó un ataque asombroso contra la Familia Real, donde incluso admitió que no le importa si el Príncipe Harry nunca le vuelve a hablar.

En su última diatriba, Markle acusó a la duquesa de Sussex, de 36 años, de eliminarlo de su vida y afirmó que la familia real estaba tratando de hacerlo callar.

Vídeos destacados del día

Incluso arrastró a la princesa Diana a la fila diciendo que la difunta Ladi Di habría "aborrecido" la forma en que lo han tratado.

Nadie sabe a ciencia cierta a qué se debe tanta rabia de parte de la familia de Meghan hacia ella, pareciera que su hermana Samantha y su padre Thomas mueren de celos de saber que la ex actriz es ahora de "sangre azul" pues desde el momento en que ambos se enteraron que se casaría con un miembro de la realeza de Inglaterra no han hecho más que despotricar en su contra, al tiempo que Meghan mantiene un elegante silencio que se desconoce, hasta ahora, si le está afectando de alguna manera su imagen dentro de palacio. Lo cierto es que la familia de Meghan no encontrará réplica pues no importa hasta dónde llegue el padre de la duquesa, nada hará que la familia real se pronuncie para defenderse.