Luego que una ley de 1998 prohibiera la utilización de símbolos nazis como las esvásticas o el saludo a Hitler en desarrollos tecnológicos dirigido a niños y jóvenes, la agencia reguladora alemana conocida como USK acaba de dar luz verde al uso de la simbología nazi como una medida de reconocer la libertad artística de los creadores de Videojuegos y como señal de confianza en el sistema de valores educativos y sociales de la sociedad alemana en clara reconciliación con su pasado histórico.

Es así como el primer videojuego que utiliza abiertamente esvásticas en vez de triángulos negros, que era la forma habitual de disfrazar el símbolo nazi en los juegos, acaba de ser presentado en la Gamescom de la ciudad de Colonia, Alemania.

Bajo el título Through the Darkest of Times, el juego se desarrolla en una historia que transcurre en la Segunda Guerra Mundial y el jugador debe dirigir las acciones de un combatiente al nazismo, con personajes claramente identificados como amigos y enemigos de Tercer Reich, esvásticas y hasta el mismo Adolf Hitler con su icónico bigote.

Jörg Friedrich, uno de los creadores de Through the Darkest of Times, señaló a la prensa la importancia de no ocultar aspectos de la historia como una manera de hablar abiertamente sobre los errores y aciertos del pasado, agradeciendo la consideración que ahora hace la USK de otorgar libertad artística a los desarrolladores de videojuegos sin tener que esconder ni disfrazar la simbología y personajes principales del nazismo.

Una decisión con defensores y detractores

Sin embargo, las críticas a la licencia que la USK está otorgando ahora no han tardado en aparecer: la ministra alemana de la Familia, Franziska Giffey, señaló a la prensa su preocupación frente a la utilización abierta de estos símbolos en contenidos dirigidos a los más jóvenes recordando que los alemanes deben tener siempre presente su responsabilidad frente a la historia.

Vídeos destacados del día

En contraposición, el historiador del Centro Marc-Bloch de Berlín Klaus-Peter Sick, declaró sobre la importancia de confiar en el criterio y la inteligencia de los jugadores y sus capacidades para diferenciar lo que estuvo bien y lo que no lo estuvo en la historia, recordando que nadie en su sano juicio se va a convertir en seguidor del movimiento nazi porque vea más o menos esvásticas en los videojuegos que usa.

El final de las prohibiciones y las versiones disfrazadas

En el pasado reciente, fue polémica la prohibición en Alemania de la versión original del juego Wolfenstein II: The New Colossus, porque su historia transcurría en un mundo alternativo en el que el nazismo había logrado ganar la Segunda Guerra Mundial y sus creadores tuvieron que crear una versión exclusiva para el mercado alemán en la que las esvásticas fueron cambiadas por triángulos negros y eliminados los bigotes del personaje Hitler. También versiones de Call of Duty, South Park e Indiana Jones fueron en su momento prohibidas por el uso claro de símbolos nazis en sus historias.