Tras cuatro semanas de juicio, el Tribunal Superior de San Francisco en California, sentenció a favor de un paciente de cáncer, a quien la compañía Monsanto deberá indemnizar con 289 millones de dólares, por supuestamente provocar dicha enfermedad a través de sus productos, al no advertir sobre los efectos cancerígenos del herbicida glifosato.

Dwayne Johnson de 46 años de edad, padece de Linfoma No Hodgkin desde el 2014, a quien le restan pocos meses de vida, según sus doctores; y quien asegura que tras utilizar 30 veces al año entre el 2012 y 2014 los herbicidas RoundUp y Ranger Pro cuando se desempeñaba como jardinero en una escuela, contrajo la enfermedad.

De acuerdo con lo informado por el abogado de Johnson, el jurado se documentó con un grupo de papeles (a los que tuvieron acceso por primera vez) en lo que se evidencia la “malicia” de Monsanto de no querer informar sobre los efectos potenciales del glifosato. “Los documentos demostraban que Monsanto sabía desde hacía décadas que el glifosato, y especialmente Roundup, podrían causar cáncer”, dijo el abogado.

Además, se utilizó una investigación del 2015 realizada por el Centro Internacional de Investigación del Cáncer (un organismo de la Organización Mundial de la Salud), en la que se clasificó al glifosato como “probablemente cancerígeno”.

Apelará decisión

El juicio duró unas cuatro semanas, en el que intervinieron de testimonios de médicos, epidemiólogos e investigadores de salud pública.

Vídeos destacados del día

El jurado deliberó por tres días y fue la juez Suzanne Ramos Bolaños falló a favor de Johnson. Ante dicha decisión, la compañía propiedad de Bayer, Monsanto publicó un comunicado, donde se indica que apelará el veredicto.

“La decisión de hoy no cambia el hecho de que más de 800 estudios y revisiones científicas respaldan el hecho de que el glifosato no causa cáncer y no causó el cáncer del señor Johnson”. No es la primera vez que dicha empresa enfrentará un juicio de dicha índole, ya que en octubre se realizará otro juicio contra la empresa en San Luis, aproximadamente unos 4.000 demandantes tienen reclamos pendientes.

Caen las acciones

Tras el juicio, Bayern sufrió un revés al caer el precio de sus acciones en la bolsa de Frankfurt, perdiendo más de 11 millones de euros de su capitalización. En junio de 2018, Bayer adquirió a Monsanto por 63 millones dólares, con intenciones de cambiar su nombre, ya que sus detractores lo denominaron “Monsatan” o “Mutante”.