El gigante petrolero francés Total se retiró de Irán y canceló los planes para un proyecto de miles de millones de dólares en el país a medida que las nuevas sanciones de Estados Unidos contra Teherán continúan.

La salida de la empresa Petrolera Total SA fue anunciada por el ministro de Petróleo de Irán, que supuestamente dijo a los medios estatales que la compañía se marcha en respuesta a las amenazas de Washington de sancionar a las compañías que hagan negocios con la República Islámica.

Petrolera Total SA había acordado desarrollar la fase 11 del campo de gas South Pars de Irán, el campo de gas natural más grande del mundo.

Pero la firma había señalado previamente que abandonaría el proyecto de £ 740 millones a menos que pudiera obtener una exención que le permitiera continuar el proyecto sin la amenaza de sanciones.

La partida de Total representa un gran golpe para Irán y es el primer gran plan energético que se verá afectado por las sanciones de Estados Unidos.

Irán ha insinuado que la estatal china CNPC podría intervenir para hacerse cargo de la del trabajo que tendría a su cargo, la Petrolera Total.

Revelando la salida de la empresa francesa hoy, el ministro de Petróleo, Bijan Zanganeh, dijo a los medios estatales iraníes que la empresa Total e Irán oficialmente habían dejado el contrato para desarrollar la fase 11 del proyecto South Pars Gas y que el proceso para reemplazar a Total con otra empresa estaba en marcha.

Vídeos destacados del día

Trump exige a sus aliados que dejen de comprar petróleo iraní

La retirada del gigante petrolero se produce después de que el presidente Donald Trump [VIDEO] anunciara que Estados Unidos se retiraba del acuerdo nuclear de Irán en 2015 y reimponía las sanciones a la República Islámica. Desde entonces, Washington ha exigido que sus aliados recorten, y finalmente dejen, la compra de petróleo iraní. Una nueva ronda de sanciones a las ventas de petróleo iraníes está programada para este año.

Trump siguió su anuncio de abandonar el acuerdo nuclear y advirtió a los países y compañías que continúan comerciando con Irán que también recibirán sanciones. Y tuiteó: "Cualquiera que haga negocios con Irán NO hará negocios con los Estados Unidos. ¡Estoy pidiendo PAZ MUNDIAL, nada menos! "

El presidente Trump previamente había calificado el acuerdo de 2015 como el "peor de todos" e insistió en que debería haber incluido términos que impidieran que Teherán desarrollara misiles balísticos y avivara los conflictos en todo el Medio Oriente. El líder estadounidense dijo que la presión de las nuevas sanciones eventualmente obligará a Irán a volver a la mesa de negociaciones para acordar un nuevo acuerdo.

Pero los líderes europeos insisten en que vale la pena mantener el acuerdo de la era de Obama, que otorgó alivio a las sanciones de Irán a cambio de restricciones a su programa nuclear, a pesar de sus fallas.

Irán ha condenado las acciones de Trump y dijo que estas son una prueba de que no se puede confiar en los Estados Unidos.

Teherán también advirtió que podría comenzar a enriquecer uranio nuevamente si ya no puede ver ningún beneficio económico en el acuerdo.