Un futbolista italiano reveló cómo cayó 160 pies cuando conducía sobre el puente en Génova, que colapsó hace unos días y mató al menos a 38 personas. La carretera Ponte Morandi en la autopista A10 en el norte de Italia se derrumbó contra las casas y oficinas que estaban debajo de él a las 11.30 hora local durante una tormenta eléctrica "violenta".

Increíblemente, algunas de las víctimas que estaban en el puente cuando colapsó fueron sacadas con vida de los restos por los trabajadores de rescate.

Futbolista del Legino sobrevive al derrumbe

Una de ellas fue Davide Capello, de 33 años, un portero que jugó con Cagliari cuando estaban en la Serie A, y él describió el terrible momento en que se fue hacia el vacío cuando la carretera cedió.

El jugador relató que cayó junto con el puente y no puede entender cómo fue que se salvó: "Escuché un sonido sordo, vi cómo el camino se derrumbaba y yo caía junto con él”. "Estaba lúcido e inmediatamente llamé a los bomberos, luego a mi familia, fue impactante, me siento un milagro".

La camioneta en la que viajaba quedó atrapada sin daños graves entre los escombros y él salió completamente ileso.

Mientras tanto, el defensa del Génova, Domenico Criscito, que tiene 24 partidos con el equipo nacional italiano, reveló que manejó por el puente diez minutos antes del colapso. El jugador de 31 años, cuyos clubes anteriores incluyen Juventus y Zenit St Petersburg, publicó un video en Instagram que lo muestra conduciendo por la carretera bajo una lluvia torrencial.

Escribiendo en las redes sociales, dijo: "Todos estamos bien, a pesar de que cruzamos ese puente exactamente 10 minutos antes del colapso”.

Por su parte, el entrenador del equipo nacional de Italia y ex estrella de la Sampdoria, Roberto Mancini compartió ayer un mensaje en las redes sociales.

Vídeos destacados del día

"Estoy cerca de la familia de las víctimas, estoy cerca de una ciudad y una región que no se merecen lo que sucedió", escribió en Twitter.

38 muertos hasta el momento tras el derrumbe

Al menos 38 personas murieron en el desastre, incluida una familia de tres personas que conducía sobre el puente cuando cayó.

Los trabajadores que estaban en el suelo, debajo del puente, fueron aplastados al no poder huir de una isla que estaba justo debajo de la estructura. Algunos testigos dicen que el puente, que estaba siendo reparado estructuralmente, colapsó luego de ser alcanzado por un rayo. Pero los expertos en ingeniería dicen que lo más probable es que se haya tratado de un defecto en la construcción del puente que tenía de 50 años de haberse construido.

Agathoklis Giaralis, subdirector del Centro de Investigación de Estructuras de Ingeniería Civil de la Universidad de Londres negó que un rayo hubiera sido capaz de destruirlo y derrumbarlo.

Las escenas de la destrucción han sido descritas por los periodistas locales como apocalípticas, como si una bomba hubiera golpeado la ciudad.

Las áreas que rodean el puente ahora han sido selladas por temor a que otras partes de la estructura se colapsen, por lo que las autoridades han evacuado a personas de todos los edificios circundantes.

Las fotografías muestran que una sección de 200 metros de la autopista cerca de la ciudad portuaria se había derrumbado y ahora las cuadrillas de rescate están trabajando para encontrar más víctimas o sobrevivientes. Según los informes, la avería estructural comenzó desde una de las columnas del puente en Via Fillak, en el área de Sampierdarena.

El puente, también conocido como el viaducto de Polcevera, lleva el nombre de su arquitecto Riccardo Morandi. La construcción comenzó en 1962 y se completó en 1968.

Se dice que la estructura de 1.100 metros de longitud es el primer puente de hormigón atirantado jamás construido en Europa.