Si hay algo que los miembros de la familia real realmente aman, son las hermosas y brillantes tiaras.

Kate Middleton y Meghan Markle son partidarias de un poco de 'bling' adicional en ocasiones formales, y es que en algunas ocasiones pueden utilizar algunas de las joyas de la colección de la reina que se estima que vale al rededor de 3 billones de euros (ni idea de cuánto sea eso en pesos). Sin embargo, las hermanas reales Eugenie y Beatrice son dos miembros de la familia que tienden a adoptar un enfoque más sencillo con sus complementos. Y es que podrán ser princesas de la vida real, pero hay una razón por la que no habrás visto a ninguna de las primas de William y Harry luciendo tiaras.

Eugenie y Beatrice son conocidas por su amor por sombreros extravagantes y sombreros extremos, pero nunca tiaras. En cambio, Kate y Meghan han usado diademas de diamantes en el pasado. Pero esto no es simple gusto, hay una razón por la que las hermanas princesas tienden a evitar lo que seguramente es una de las mejores partes de ser una princesa. Según un experto en joyas, hay complicado protocolo real involucrado.

Las tiras de diamantes no son para todas

Eugenie, de 28 años, y Beatrice, de 30, no pueden utilizar tiaras en este momento pues la tradición real dicta que las diademas de diamantes dignas de Disney en realidad están reservadas solo para mujeres casadas. Y aunque ambas hermanas están comprometidas actualmente, ninguna de ellas ha entrado completamente en la vida matrimonial por lo que no se ha ganado el "derecho" a tener una colección de tiaras.

Vídeos destacados del día

La tiara tiene sus raíces en la antigüedad clásica y fue vista como un emblema de la pérdida de la inocencia hasta la coronación del amor. Uno de los pilares de la Realeza y la aristocracia europea es hacer lo que siempre has hecho, usar vestimenta formal, joyería, solo las tiaras son parte de esto.

La princesa Eugenia podrá utilizar por primera vez una tiara el día de su boda

Con Kate Middleton luciendo tiaras en ocasiones especiales (su propia boda y banquetes estatales, por ejemplo), y Meghan también seleccionando la tiara de diamantes de la reina Isabel II para su boda real, este año podría finalmente darle a Eugenia la oportunidad de vivir su mejor vida de princesa. Ella está lista para casarse con su prometido Jack Brooksbank en el Castillo de Windsor en octubre, por lo que probablemente podamos verla brillando por primera vez en su gran día.