El joven de 23 años, llamado Vadim Klabukov, llevó a los turistas a un arroyo lleno de salmón rojo. A su regreso, se dio cuenta de que había dejado su bolsa y decidió regresar a la zona solo.

El guardabosque, que apenas había comenzado a trabajar en la reserva natural de South Kamchatka, en el lejano este de Rusia, este verano, se acercó sin sospechas al alijo de alimentos de los animales.

Sus huesos roídos fueron encontrados en el sitio

Klabukov estaba armado con una pistola, un cuchillo y un walkie-talkie, pero no tuvo tiempo de usarlos cuando los enojados depredadores se abalanzaron de repente, dijeron funcionarios de la reserva.

Hubo signos de una pelea, pero el graduado universitario fue vencido por los grandes osos pardos machos.

Fue un grupo de búsqueda el que encontró a los osos dando vueltas alrededor de los huesos destrozados del hombre y los mataron a tiros diciendo que representaban una amenaza para otras personas pues los animales ya habían adquirido un gusto por la sangre humana.

Se sabe que también se encontró el cadáver de otro oso, que se cree que fue asesinado por el mismo par de bestias.

El jefe de la fauna local, Vladimir Gordienko, dijo que la situación se vio agravada por el hecho de que los animales estaban cerca de su presa, otro oso muerto y, aparentemente, protegían su comida cuando el joven se acercó.

El guardabosques murió por no seguir las normas de seguridad

La reserva natural previamente retenía detalles de que había sido asesinado y comido por dos osos pero ahora han ofrecido sus condolencias a la familia de Klabukov.

Vídeos destacados del día

Sin embargo, insisten en que murió como resultado de no seguir las normas de seguridad.

Un vocero de la reserva dijo que Vadim había conseguido el Trabajo en la reserva natural este verano, tan pronto como se graduó de la Universidad Agraria de Irkutsk.

El sábado, se entiende que abandonó el área de Ozerny sin decir una palabra a sus colegas y jefes. El Comité de Investigación ha lanzado un control preliminar sobre su muerte.

Los osos [VIDEO] pardos de Kamchatka pueden crecer hasta tres metros de alto y pesar hasta 650 kg. El área en Rusia es peligrosa porque los osos se alimentan y atacan si creen que su presa está en riesgo. Los ataques a los humanos son generalmente muy raros.

La raza de osos de Kamchatka a menudo es reconocida como uno de los trofeos más preciados para la industria cinegética rusa. Los cazadores a menudo pagan más de £ 9,000 para poder matarlos.