La empresa estadounidense Pepsico, encargada de la fabricación y distribución mundial de la popular bebida gaseosa Pepsi, acaba de adquirir la totalidad de las acciones de la compañía israelí Sodastream por un monto de 3.200 millones de dólares a razón de 144 dólares por cada acción de la empresa, equivalente al 32 % del valor medio que había sido cotizado en el mercado bursátil una semana antes de la transacción entre las dos empresas.

Sodastream es la encargada de producir una máquina para la elaboración casera de bebidas gaseosas, bajo un concepto de sustentabilidad con el ambiente y equilibrio ecológico favorable, lo que ha representado una competencia directa con grandes marcas tradicionales en el gusto de los consumidores como lo han sido Coca Cola y Pepsi a nivel mundial.

La operación de compra-venta ya ha sido acordada entre las dos empresas, pero solo espera por el visto bueno de los acciones de Sodastream por lo que se estima que se termine de concretar en 2019. La noticia llega en momentos en que la empresa israelí, que había creado una opción de bebida saludable para competir con marcas con muchos años de liderazgo en el mercado, vivía los efectos de una campaña de críticas por parte de movimientos pro-palestinos que habían convocado al boicot de sus productos iniciada hace varios atrás. Sodastream tuvo que cambiar su ubicación inicial de la colonia Maalé Adumin en territorio ocupado, a la ciudad beduína israelí de Rahat para frenar los efectos del boicot.

El atractivo de una bebida saludable hecha en casa

Sodastream saltó a la fama del sector de bebidas gaseosas gracias al diseño de un aparato con un depósito de gas recargable, capaz de fabricar caseramente un refresco saludable a partir de jarabes de diferentes sabores que también producen y distribuyen.

Vídeos destacados del día

Sus principales mercados han sido precisamente los de América del norte y toda la parte occidental europea.

La empresa está a punto de cambiar de manos empresariales, justo en el momento que han registrado el mayor volumen de ventas: 31 % de incremento en su facturación en el último año. También incrementa su atractivo el hecho de que la imagen publicitaria de la marca ha recaído en la figura de la actriz estadounidense Scarlett Johansson.

Una compra para generar complementos en el mercado

Para los administradores de Pepsico, la empresa Sodastream será una adicción que complementará e incrementará el negocio mundial de producción de bebidas gaseosas. Al menos así lo hizo saber Ramón Laguarta, empresario español que es actualmente el presidente de Pepsico, informando que la empresa se mantendrá operando en territorio israelí. En nombre de Sodastream, su consejero delegado Daniel Birndaun señaló que la operación es el resultado de la confianza y el orgullo de los sectores tecnológicos e industriales israelíes que han sido capaces de llamar la atención de grandes corporaciones como Pepsico.