Todo parece indicar que la familia real ha empezado a considerar tomar medidas mucho más extremas para detener las constantes agresiones de Thomas Markle, el padre de la duquesa de Sussex por lo que se dice que los consejeros de la Realeza han tenido que hacer algunas reuniones de crisis de alto nivel para intentar frenar sus el comportamiento fuera de control del Sr. Markle

Se sabe que la paciencia de la familia real ha llegado a su límite al grado de que incluso la Reina Isabel podría intervenir para detener el escándalo. Y es que el padre de la duquesa de Sussex se ha quejado públicamente y en repetidas ocasiones a través de los medios de comunicación de haber sido "cortado" por su hija Meghan quien por cierto se dice que está muy dolida y herida por todas las declaraciones de su padre que solo le han causado problemas.

Tres opciones para detener a Thomas Markle

Según ha trascendido, palacio está considerando tres alternativas para acercarse al padre de Meghan y llegar a un arreglo: una de ellas es que Meghan contacte a su padre directamente, otra es hacer arreglos para que un intermediario se reúna con él, o que la duquesa se arregle con él sin intermediarios con la esperanza de que se detenga.

Lo cierto es que la situación es cada vez más grave y sus apariciones en los medios podría provocar, lejos de un acercamiento, que la brecha entre ellos se abra cada vez más y que incluso la relación con el príncipe Harry, a quien por cierto no conoce, nunca llegue a darse, sobretodo después de de que el señor filtrara recientemente detalles de sus conversaciones telefónicas privadas con ellos en Good Morning Britain.

Vídeos destacados del día

Toda esta situación se produce justo un día después de los informes que indican que Meghan ha recurrido a su cuñada Kate en busca de apoyo en medio de su drama familiar. Y es que ha trascendido que Meghan ve a Kate como su mayo apoyo en este momento, y se dice que Harry se siente "aliviado" de haber forjado una alianza estrecha entre ambas. La amistad floreciente de las dos Duquesas era evidente en las fotos en las que se les vio juntas en Wimbledon a principios de este mes.

Kate Middleton apoya a Meghan Markle

Una fuente señaló que Kate es muy consciente de lo que está pasándole a la novata real y ha hecho un gran esfuerzo para ser amable con Meghan y cuidarla, de hecho se sabe que Kate intenta todo el tiempo ser amable con Meghan e incluirla. Y aunque son personajes bastante diferentes, se llevan bien.

Las dos mujeres, ambas de 36 años, se han unido por su amor a los perros, el tenis y la vida al aire libre, y Kate le recomienda los servicios de la diseñadora británica Emilia Wickstead a su nueva concuña.

Incluso se sabe a través de los portavoces de palacio que Kate invita a Meghan a su apartamento en el Kensington Palace para el té, y que las dos hablan por teléfono al menos una vez a la semana.

Todo esto se da después de que el director de iluminación retirado Thomas, de 74 años, le dijo a los medios que no ha hablado con su hija Meghan durante más de diez semanas.

Thomas Markle, que nunca ha conocido a su yerno, afirma que la grieta es un "castigo" para él, por haber montado imágenes falsas y venderlas a los paparazzi antes de la boda. Y ahora que viene el cumpleaños de su hija el 4 de agosto, él ha dicho que quiere enviarle una tarjeta. Pero que sabe que si envía una tarjeta de cumpleaños al Palacio de Kensington, o donde sea que viva ahora su hija, será una entre miles y probablemente nunca la vea.