Impresionantes fotos muestran a los 3 hombres pedófilos [VIDEO] vestidos con un mono azul, esposados ​​y rodeados por soldados yemeníes mientras la multitud observaba su ejecución pública en las calles de la ciudad luego de haber violado y asesinado a un pequeño de 10 años de edad.

Autoridades de Yemen balacean a pedófilos antes de colgarlos de una grúa

Las autoridades ordenaron a los violadores que se tumbaran en el suelo, apuntando con un arma a la cabeza, antes de dispararles cinco veces en el corazón. Los cadáveres de los violadores fueron levantados en el aire por una grúa, en Sana'a, Yemen, exhibidos públicamente frente a multitudes, sirviendo como una advertencia firme a cualquiera que se atreviera a cometer tales crímenes.

La pena de muerte en Yemen es legal, y el país tiene una de las tasas de ejecución per cápita más altas del mundo. La ley Sharia se aplica en Yemen y sirve de base para toda la legislación del país.

Los crímenes capitales incluyen actos violentos como asesinato, violación o terrorismo o en casos de delitos "Hudud" bajo la ley Sharia como adulterio, conducta sexual inapropiada, sodomía, prostitución, blasfemia y apostasía. El secuestro, el robo violento, el tráfico de drogas y la traición también pueden conllevar la pena de muerte según las circunstancias.

El tiroteo es la única forma de ejecución llevada a cabo en Yemen, aunque el código penal yemení permite la lapidación, el ahorcamiento y la decapitación.

Yemen es uno de los cuatro países en el mundo que permite la pena capital para menores

En 2013, Mohammed Haza'a fue ejecutado por el Gobierno yemení después de que le disparara a un intruso en su casa en la ciudad central de Yemen, Tiza, en 1999.

Vídeos destacados del día

El hombre murió más tarde de sus heridas. A pesar de que los jueces dictaminaron el asesinato como defensa propia y de que Mohammed tenía menos de 18 años en ese momento, el tribunal de Yemen finalmente lo sentenció a muerte.

Alrededor de 53 países en el mundo todavía practican la pena de muerte, incluida Arabia Saudita

Ayer, Arabia Saudita crucificó a un hombre que apuñaló a una mujer hasta la muerte. El miércoles, Elias Abulkalaam Jamaleddeen entró a la casa de una mujer de Myanmar con una pistola antes de apuñalarla. El hombre fuer condenado a una decapitación, con el apoyo del rey Salman y la corte suprema de Arabia Saudita. Fue decapitado públicamente y su cuerpo fue exhibido en una cruz en La Meca.

Las crucifixiones son raras en Arabia, a pesar de que el estado es uno de los principales verdugos del mundo.

En 2010, un hombre yemení fue crucificado después de violar y matar a una niña, y luego le disparó a su padre.

El año pasado, la directora de investigación de Medio Oriente de la organización, Lynn Maalouf, dijo que las autoridades saudíes han estado utilizando la pena de muerte como una herramienta para aplastar la disidencia y controlar a las minorías con insensible indiferencia hacia la vida humana.