Florence no pierde su potencial poder destructivo, de esta manera lo están advirtiendo los meteorólogos y las autoridades de las Carolinas, aunque ya se degradó a un huracán categoría 2. Pero eso no disminuye su peligrosidad. El huracán se desplaza con vientos sostenidos de hasta 110 millas por hora, y las primeras bandas de lluvia y vientos fuertes de sus bordes exteriores ya se sienten en las pequeñas islas que cubren la mitad de la costa de Carolina del Norte.

Las condiciones meteorológicas van a ir empeorando

Unos 10 millones de personas se verán afectadas luego de que este haya variado su trayectoria hacia el sur. De momento, las evacuaciones en las Carolinas ya superan el millón setecientas mil, además, hay cientos de vuelos cancelados, y los Estados de Georgia, Virginia y Maryland también se van a ver afectados por Florence.

Ante la evacuación mandatoria abandonan la zona marcada de impacto. En Carolina del Norte, las carreteras han estado conglomeradas y se ven miles de autos saliendo de la ciudad. La mayoría de las casas tiene reforzadas sus ventanas y en las calles, la presencia de personas es casi nula.

Esta tormento podría ser intensa y mortal

Las autoridades han dicho que esta tormenta será intensa, probablemente histórica y mortal, por ello le han pedido a la gente que evite enfrentarse a este monstruo.

En el sur de Carolina, las autoridades habilitaron todos lo carriles de la autopista que desemboca en dirección oeste. En las calles los residentes llenan bolsas de arena para resguardar sus hogares antes de salir aunque aún existen familias que han decidido hacerle frente a este peligroso fenómeno natural.

Autoridades habían pronosticado que desde hoy jueves se sentirían fuertes lluvias, que incrementarían los oleajes y los vientos huracanados.

Y aunque Florence ha bajado su categoría, las autoridades recomiendan a las personas no bajar la guardia y no tener una falsa sensación de seguridad. En estos momentos los vientos huracanados se han extendido hasta 80 millas y los vientos de tormenta tropical ya se extienden hasta 195 millas en el centro del huracán, por eso las autoridades le han informado a las personas, especialmente del sur de Virginia, Carolina del Norte y Carolina del Sur que las condiciones están empezando a deteriorarse

Pero como en todo lo malo siempre hay algo bueno.

Vídeos destacados del día

Dentro de toda esta tragedia que se avecina, la buena noticia es que ICE aseguró que no detendrá a aquellos indocumentados que lleguen a refugios buscando ayuda, y es que en el pasado se dieron situaciones que ponían en entredicho el ayudar o implementar las leyes.