El huracán Florence mantiene su rumbo e intensifica su fuerza en la costa este de Estados Unidos, pasando de categoría 4 a 5 y puede ocasionar acumulaciones de lluvia totales, entre unos 38 y 63 centímetros; de acuerdo a informaciones emitidas por autoridades estadounidenses. Igualmente, ya se iniciaron con el apoyo del Gobierno, las labores de evacuación y desalojo en las áreas vulnerables de Carolina del Sur y Carolina del Norte. Las comunidades se han organizado para abastecerse de alimentos perecederos, medicinas, ropa y otros insumos que pudieran necesitar, mientras dure el llamado de alerta por este fenómeno natural.

Según los reportes emitidos por las autoridades estadounidenses, se espera que Florence se fortalezca aún más, lo que podría convertirlo en un huracán extremadamente peligroso, hasta que llegue el momento en el que toque tierra, en algún punto probable de la costa de Carolina del Norte y pierda intensidad.

Mientras tanto, los pobladores realizan labores comunitarias, bajo las orientaciones de los gobernadores de Carolina del Sur y Carolina del Norte, para protegerse del huracán más fuerte que tendrán desde hace décadas.

Familias se protegen del huracán Florence

Algunas familias se han organizado para realizar las evacuaciones por las autopistas acondicionadas para el desalojo, mientras otras realizan labores para proteger sus viviendas, con trozos de maderas e igualmente realizan el acopio de alimentos y agua, entre otros insumos.

Otros reportes meteorológicos revelan que Florence puede ocasionar inundaciones en zonas que usualmente son muy secas, debido a que puede ocurrir un aumento del nivel del mar, quizá entre unos 9 y 13 pies de altura, originadas por su dimensión y fortaleza. El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó ayer que el huracán se encontraba a las 8 de la noche, a unos 565 kilómetros al sur- suroeste de Bermudas y a 1.165 al sur-este del cabo Fear, situado en Carolina del Norte.

Vídeos destacados del día

La trayectoria del huracán Florence

La velocidad de Florence es bastante elevada, dijeron las autoridades, y en ese momento alcanzaba los 220 kilómetros por hora, sin embargo, también se espera que se haga más intenso y mantenga esta tendencia durante un período de, al menos, 24 horas. Las proyecciones realizadas por el Centro Nacional de Huracanes revelan que Florence se moverá velozmente por el área suroeste del océano Atlántico, entre las Bermudas y las Bahamas, hasta el miércoles de esta semana y se aproximará a la costa de Carolina del Norte y Carolina del Sur el día viernes.